Alexander Wang, así es su nueva colección de otoño-invierno 2016-17, en cinco puntos.

Después de despojar a sus modelos de cualquier parafernalia y dejarlas, literalmente, en camisón en su último desfile para Balenciaga, el diseñador agita la pasarela con looks potentes y francamente divertidos.

Alexander
Alexander Wang

1-Si a Coco Chanel le hubiera dado por ser punk o por el hip hop, seguro que hubiera diseñado prendas muy similares a las de esta colección. Minifaldas y minichaquetas de tweed rasgado, petit robe noir ultra sexy, parkas superstreet sobre cuero brillante y con tachuelas...

2-Aunque la colección tiene una base oscura y pretendidamente canalla, aparecen por sorpresa detalles y prendas de color rosa bebé y azul cielo, de tal modo que todo el conjunto se nos revela tremendamente amable, por eso decimos que esta es una propuesta simpática.

3-Todas las prendas de este desfile funcionarían con unos jeans. Y todos los accesorios (mucha anilla, mucho cuero, mucho fetichismo domesticado) combinarían a la perfección con traje chaqueta ejecutivo. La precisión del corte de las prendas y el peso de los accesorios nos hacen hablar de "punk couture".

4-Las parkas militares o tejanas forradas de pelo, así como los cardigan gustosos y largos, son una auténtica maravilla y uno de los hits de esta colección. La combinación de largo y ultracorto, uno de los leitmotiv de la colección.

5-Wang parece haber tomado nota de las últimas colecciones de Hedi Slimane para Yves Saint Laurent (y su obsesión por Courtney Love y Kurt Cobain) y, por supuesto, aquí también hay mucho de Marc Jacobs, que, nunca deberíamos olvidarlo, ha sido y sigue siendo, el gran maestro de esto que ahora se ha puesta tan de moda, el mix no match, y un genio adaptando y estilizando las correrías estéticas de la calle sobre la pasarela.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS