Alta costura de Dior (P/V 2014): ni rastro de twerking.

Raf Simons sigue ahondando en su particuliar y revolucionaria visión de Dior

Dior, alta costura P/V 2014

La nueva colección de alta costura (P/V 2014) que Raf Simons firma para Dior viene a confirmar lo que ya sabíamos: el diseñador no está dispuesto a hacer ninguna concesión a  todos aquellos que piensan que Dior debe tener siempre un toque de "gran ball".

La ligereza de las colecciones de alta costura que siempre propone Simons está muy alejada del "aparato" barroco que servía John Galliano antes de su defenestración y no creemos aquí que sea por falta de medios. Simons conoce el ADN de Dior a la perfección pero no se deja arrastrar por él. La vanguardia es el sitio en el que este diseñador se siente cómodo y, claro está, no es ese, aunque pudiera parecerlo, un terreno en que a la moda le guste instalar su campamento muy a menudo (la moda, y comprendemos que pueda parecer contradictorio, es, la mayoría de  la veces, muy conservadora). No siempre moda y vanguardismo van de la mano. Raf Simons, sin embargo, fuerza sus colecciones hacia la idea que él tiene de modernidad.

La mujer que viste en Dior es joven, al menos de espíritu, y gana en las distancias cortas y es en las distancias cortas en las que, activados por la palanca de la inteligencia, el erotismo y la seducción se ponen en marcha. Nada que ver, claro está, con el "twerking" de Miley Cyrus. 

Etiquetas: alta costura, dior

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS