Aperturas estratégicas

Las faldas con cortes aparecen para quedarse.

Céline O/I 2014-15

Las hemos visto en el último desfile de Céline (O/I 2014-15) y nos parecen interesantes porque aquí la apertura no tiene la misma intención que aquellas faldas lápiz que, por simplificar y avanzar, formarían parte de la imaginería de Helmut Newton. No hay provocación, no son cortes de falda tanguera, no pretenden ser sexis (o en cualquier caso no serlo por el mismo camino de siempre).

Estas faldas (casi sobrefaldas, como aquellas en forma de capote de las colecciones de Chanel de los noventa que iban por encima del traje chaqueta de tweed) parecen estar diseñadas para una mujer que, lejos de tener que hacer posturitas y monerías, tiene que moverse en todas direcciones y a distintas velocidades. Da la sensación que, de necesitarlo, la mujer que vista esta prenda, se la podría sacar como quien desenvaina una espada y pasar a la acción sin perder vestidura, eso es, sin quedarse en paños menores.

Las de Céline son muy bonitas porque fluyen y porque dejan entrever el conjunto al que se sobreponen y, además, porque son sólo pura y exquisita decoración, no sirven para absolutamente nada más que para deleitar.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS