He estado en un desfile de lencería y es la primera vez que me he identificado con los cuerpos de las modelos

Vivimos, en primera persona, la revolución de cuerpos al natural que protagoniza Etam en la semana de la moda de París

Etam

Etam presenta su colección de lencería, moda de baño y prendas fitness bajo el paraguas de la semana de la moda de París. Unos días salpicados de outfits imposibles, batallas por los transfer a la salida de los desfiles y atascos desesperantes en los puntos más icónicos de la ciudad. Suma dramatismo fashion a esta estampa el hecho de que diluvia en París y las influencers luchan por mantener con dignidad (y tratar de ser objeto de alguna de las cámaras de los fotógrafos que retratan el street style más cool de la ciudad de la moda por excelencia) sus estilismos. Pesar que tan solo acompaña a las reinas de Instagram porque las verdaderas insiders de la moda tienen un uniforme para las pasarelas, las reconocerás porque van vestidas de negro, con zapatos planos o sneakers y llevan cara de prisa, sueño y miran compulsivamente el móvil para tratar de llegar a todas las citas de su agenda, sí, la semana de la moda no es como la retratan en Sex and the city

 

Una vez que hemos contextualizado la realidad que salpica la Paris Fashion Week es el momento de hablar del hecho que nos concierne. Etam ha lanzado una bomba de realidad a la industria de la moda bajo el lema Feel Free (bandera que lleva ondeando desde hace cuatro años la centenaria marca de lencería). La onda expansiva de esta campaña se coló entre las gradas de Roland Garros, punto elegido para sortear la lluvia y cubrir de encajes y tul la noche parisina. Etam sube a la pasarela a cantantes, bailarinas y mujeres para demostrar que la lencería es sexy y favorece tengas la talla que tengas.

 

Es la primera vez que veo un desfile de lencería y estoy en paz conmigo misma. Ni quise ponerme a dieta ni pensé que tenía que entrenar más, me veía en cada uno de esos cuerpos. No quiero hablar de mujeres reales (porque todas los somos desde la del cuerpo escultural a la del que no ha entrenado en su vida), tan solo quiero remarcar que eran mujeres con sus curvas o no, con sus perfectos  abdominales o sus bellas redondeces, con alturas kilométricas o el uno sesenta de media. Altas o bajas, fitness o no, celulitis o piernas atléticas, allí pisó con garbo todas y cada una de las mujeres que nos representan. Desde Marie Claire hemos abogado por la liberación de los corsés femeninos y hemos potenciado las marcas que apostaban por el body positive, por ello, en esta ocasión no podíamos dejar de lado esta revolución fashion de la que nos sentimos tan orgullosas.

Sobre el escenario las mujeres tomaban los micrófonos para convertir cada canción en un himno de guerra y en una fiesta sin igual, todo el mundo se levantaba de las gradas para bailar al ritmo de: Ana Nakamura, Claire Laffut, Gossip o Ava Max. Mensajes empoderadores y liberadores en cada acorde mientras modelos de la talla de Constance Jablonski, Laetitia Casta ,Cindy Bruna, entre otras, recorrían bailando y sonriendo la pasarela que se erigía sobre la pista Simone Matthieu de Roland Garros. 

 

Caroline Japy, directora de márketing y comunicación de Etam, explica porqué la marca francesa Etam ha salpicado su campaña de el lema “French Liberté” , nos habla de cómo tratan desde la marca de romper el techo de cristal que se cierne sobre las mujeres de nuestra época ella, desde la compañía y con esta campaña, quiere empujar a todas las mujeres a que se sientan libres y se atrevan a ser ellas mismas, no solo de palabra, sino también de facto. Nos invita a “luchar contra una sociedad que construye barreras mentales en las mentes de las mujeres, (muchas veces impuestas por auto exigencias propias y adquiridas históricamente, apuntamos nosotras), nos invita a liberar dichas barreras y de los límites autoimpuestos y ser una misma”. Es lo que sucede muchas veces con la ropa interior o la moda de baño que si no vemos que nos sienta como en los catálogos nos sentimos inseguras, pero eso, a partir de ahora va a cambiar. Porque la campaña está protagonizada por mujeres como tú y como yo que tienen los cuerpos que tienen y que se sienten orgullosas de los mismos. Es un orgullo haber presenciado parte de esta revolución.   

 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo