El cuento de Dolce & Gabbana

El dúo italiano nos cuenta un cuento.

Dolce & Gabbana O/I 2014-15

En Dolce & Gabbana tienen un buen truco que sigue funcionánoles a la perfección: adornan sus básicos (buenos trajes, vestido negro, encaje, camisa blanca, vestido ligero de gasa, look Cinecita…) con alguna pequeña narración que puede ir desde el folclore siciliano al mosaico bizantino o las ruinas romanas y los cerezos en flor pasando por el Nueva York de los años treinta o las frutas y el azul del mediterráneo. Es un poco lo mismo que hace Karl Lagerfeld en Chanel, buscan un escenario y un "leitmotiv", una excusa, en definitiva, para, a partir de eso, seguir investigando sobre los códigos de la casa. Esta vez (O/I 2014-15) los sicilianos nos han, literalmente, contado un cuento. Si en el desfile de hombre aparecían caballeros andantes listos para un torneo, siluetas góticas y llaves que abren las puertas de los pasadizos secretos y de las mazmorras de cualquier fortaleza que se precie, en la colección de mujer encontramos a caperucitas, guerreras -que con dos vueltas más, parecen Manga- bordados con personajes de felpa sacados de un cuento infantil sin principio ni final (zorritos, búhos, ardillas, cisnes…) y otros seres fantásticos que deambulan por un bosque encantado que, aunque pudiera parecer naïf y cosa de niños, tiene un cierto misterio y provoca una emoción parecida al miedo.

Etiquetas: dolce&gabbana

Continúa leyendo...

COMENTARIOS