El savoir fair de Milán: crónica

Al pasar las hojas de nuestro calendario advertimos que el mes de septiembre es el mes de la moda, e Italia hierve estos días ante el cúmulo de citas con la moda. Conoce los mejores diseños.

Maryta Alonso. 26 de septiembre de 2008

Al pasar las hojas de nuestro calendario advertimos que el mes de septiembre es el mes de la moda, e Italia hierve estos días ante el cúmulo de citas con las últimas tendencias. Prueba de ello ha sido la presencia de la mismísima Anne Wintour en la Semana de la Moda de París, que no ha querido perderse las propuestas que provienen del país de la bota.

El savoir fair de Milán: crónicaPrada ha sido el protagonista indiscutible de las revistas de moda a lo largo de los últimos meses. Las mejores publicaciones han sufrido la invasión absoluta de sus encajes, que se han convertido en la tendencia que predomina este otoño/invierno y que han protagonizado numerosas portadas. Las propuestas que han desfilado por la pasarela de Milán han impactado a su público, plagado de caras conocidas.
El tono predominante de la colección presentada por la estilista italiana Miuccia Prada lo protagonizan los tejidos de aspecto acartonado, las faldas que remiten al mundo de la ropa interior y los sujetadores a la vista. Sorprendieron los altísimos tacones, que pisaron con fuerza por la pasarela y que causaron más de una caída de las sufridas modelos, pero que dieron el toque de sofisticación a la colección. A este cometido ayudaron también los sombreros estampados, que emulaban la piel del reptil, mientras que otros presentaban hologramas. La colección de Miuccia Prada carece prácticamente de costuras y de estructuras. La diseñadora vuelve a ir contracorriente, y ahora que las firmas se tornan inaccesibles y excesivas, se atreve a volver a los inicios de la moda. Unas propuestas que, a primera vista, pueden resultan difíciles, pero que con una segunda, e incluso tercera revisión seguro que volverán a protagonizar las editoriales de las revistas de tendencias.

La colección de Christopher Bailey para Burberry Prorsum emana el hipnótico olor de la lluvia y de la niebla que pueblan la capital británica.
Los tonos grises y tierra inundaron la pasarela, mientras que Bailey reinterpreta las gabardinas y chubasqueros que lanzaron a la firma a la fama.

La colección Garden Girls cuenta también con la presencia de gorros y medias, por lo que el clima británico es el que predomina en una colección que no parece pertenecer corresponder al clima estival.

El savoir fair de Milán: crónica Las propuestas de Dolce y Galbana vuelven a apostar por un solo motivo que ejerce como leit motiv de la colección completa. Si la temporada pasada los cuadros fueron los indiscutibles protagonistas, esta temporada es el look marinero el hilo conductor de la colección. Las rayas, los colores navales azul, blanco y rojo, las anclas y los veleros y los gorros de marinero, hacen de la colección estival una invitación a surcar los mares. Las prendas emanan un aire naif y retro, y el toque femenino lo aportan las plataformas, las lentejuelas y los motivos dorados.
La línea de baño de la colección huye de las prendas diminutas que suelen triunfar sobre la pasarela y se refugia en un aire recatado proveniente del principio del siglo XX.
Hablar de moda italiana sin pensar en Giorgio Armani es prácticamente imposible. Su colección mantiene inquebrantable e invariable el sello Armani, y los trajes de pantalón y los blazers de un solo botón continúan siendo el hilo conductor de la colección.

La colección de Blugirl, la línea joven de Blumarine, es un cántico al romanticismo: tejidos vaporosos, siluetas sencillas y la comodidad son los pilares de sus propuestas. Vestidos de cóctel en chiflón drapeados y en tonos malvas, vestidos vaporosos pintados con una gama cromática rosácea y los aclamados baggy pants completan una colección destinada a un público joven que busca ante todo la comodidad de los diseños.

Just Cavalli vuelve a apostar por el print animal, la inspiración lencera y los vestidos cortos, ideales para lucir en una noche de fiesta. Sin embargo, el diseñador sorprende al cubrir el cuerpo de la mujer mucho más de lo que nos tiene acostumbradas, al presentar pitillos y baggy pants que le alejan del corto de sus prendas.

Por último, la colección de Versace destacó por las siluetas límpidas y los colores fuertes, como el turquesa o el amarillo. Los trazos arquitectónicos, que ya se han hecho con las revistas de moda, se hacen ahora con la pasarela de Milán.



Continúa leyendo...

COMENTARIOS