Las flores de Gran Hermano

El total flower print, se lleva

Louis Vuitton

Y se lleva a tutiplén. Ayer estuve viendo la gala (le llaman así) de Gran Hermano presentada por Mercedes Milá. Me encanta Milá y me encanta todo lo que le pasa a un chaval calvo que se pone gorra de béisbol para disimular su calvicie y para parecer más alto. A mi la gente que quiere parecer otra cosa o que busca estrategias para disimular, variar o regestionar su físico, me merecen todo el respeto. El chaval de la gorra se lió al cuartito de hora de entrar en la casa de Guadalix con una chica rubia y tatuada que hablaba raro al principio pero que ahora ya habla normal. Un misterio. Bueno pues se enrollaron estos dos bastante y él le prometió a la que hablaba raro, que ya no, el oro, el moro y Andorra entera. Le dijo que la quería y entraba y salía todo el rato del confesionario para decir que había descubierto el amor. Total que los de Gran Hermano que son listísimos y que saben lo que nos gusta, le metieron a su exnovia (exnovia de hacia medio mes, dicho sea de paso), una chica que va vestida con gafas de pasta inmensas (en plan hipster o como se llame) y que debe estar muy atenta a las revistas de moda porque también llevaba un sólo pendiente en plan Louis Vuitton o Céline. El caso es que esta chica canta todo el rato algo que parece neoflamenco o neocopla o algo neo, vamos que no canta nada genuino, canta raro y todo el rato. Por supuesto el de la gorra deja a la rubia y se queda con la neoflamenca. Se monta un pollo descomunal, claro. Luego la rubia dice en el confe que se ha arrastrado como una perra y los dos amantes (Mr.Gorra y la cantante) que están escuchando amorraditos a la puerta, junto con un chaval muy delgado que yo diría que es caló, entienden que la rubia dice que el de la gorra es un perro. A mi me parece que escuchar detrás de las puertas no es de recibo porque luego vas y te llevas un disgusto monumental. El Gorras y la flamenca, azuzados por el chaval delgado que yo diría que es caló y que les asegura que él también ha oído lo del perro, le montan a la rubia un pollo de muy padre y señor mío. La rubia flipa y la casa se divide y opina con vehemencia como, debe ser. La rubia también dice que el de la gorra va de macarra o de chulo o de algo parecido. Al Gorras eso le duele más que lo del perro, lo de parecer un perro tampoco vi yo que le afectara demasiado. El Gorras le espeta a la rubia (su examor) que el no "va de nada" que el es auténtico y que no hace ningún "papelón"… viene a decir el chaval que él "no va de canalla", sino que "es" un canalla. La gente de esa edad está, en general, muy preocupada por ser de verdad. Luego con la edad descubres que no hace tanta falta, que ser auténtico no es ninguna proeza y que puede llegar a ser agotador. Bueno el caso, para resumir, es que a la neoflaneca y al Gorras les nominan junto a uno que es surfero, tiene un primo y que es bastante simpático y está muy bueno. A este chaval, que "fuera" tiene novia, se le ha pegado una chiquita también rubia que todo el rato se le tira encima. Yo no sé este surfero como aguanta eso. En fin… a lo que vamos. El surfero, que por cierto fue nominado por los otros dos, se salva. El de la Gorra, se salva (estupendamente porque así podrá volver a los brazos de la rubia que hablaba raro, la audiencia ha decidido que siga la fiesta, qué lista la audiencia) y la que se va a la calle es la de las gafas de pasta que canta todo el rato. Esto lo cuento para situarles.

El caso es que en la Gala participan "defensores de los concursantes". Me hizo mucha gracia que la defensora de la que habla raro, la defensora de la Gafas de Pasta que canta todo el rato, que es su hermana y dos chicas que estaban sentadas detrás de ellas que debían ser público raso, todas ellas, vestían "total flower print". Con lo que podemos concluir que se ha cerrado el círculo y que este tipo de estampado está definitivamente de moda, ha asaltado la calle y todo el mundo lo ha probado ya.

Etiquetas: louis vuitton

Continúa leyendo...

COMENTARIOS