Los secretos de las pasarelas de París

¿Qué sería del Planeta Fashion, sin estos otros personajes que tienen los pies en el suelo, a parte, claro está, de dos niños, un marido, lavadoras que poner, ropa por planchar,verdura que hervir?.?


En París los desfiles empiezan, de media, con treinta minutos de retraso, por tres simples razones básicas: primero, el primer desfile de la mañana empieza tarde y provoca que los minutos de retraso se acumulen; dos, hay modelos que empalman un desfile con otro lo cual provoca que lleguen tarde y que las maquillen y las peinen con retraso y tres, los invitados al desfile, sabedores de que el desfile empezará tarde (?¡no hay prisa, en París siempre hay un retraso de treinta minutos de media!?, se dicen unos a otros como una contraseña secreta) llegan voluntariamente tarde, aunque, eso sí, pongan cara de velocidad (la relación de los miembros del Planeta Fashion con la velocidad es capítulo aparte).


Desde mi punto de vista, en París lo mejor es llegar a los desfiles puntualmente, ocupar el sitio asignado lo antes posible y observar a los que van entrando.Meses atrás, esperando a que empezara el desfile de Yves Saint Laurent (Otoño-invierno 2007/08) que por segunda vez se celebraba en la terraza del Centre George Pompidou, escuché una conversación digna de ser reproducida.

Detrás de mí estaba sentada la directora de moda de otra revista, andaluza para más señas, y un personaje que a parte de fotógrafo, estilista, DJ y posiblemente artista plástico, es, sin duda, un hombre de mundo al que, por lo que ahora les contaré, el mundo se le ha quedado pequeño. Le decía ultraconvecido el uno a la otra que: "Me he alquilado un piso en Londres darling porque es que como ando a caballo entre Madrid y Londres, pues mira más práctico. Además, yo es que en Madrid cuando no trabajo no se qué hacer. Madrid, darling, es un muermo total, pasadas las nueve de la noche no hay nada que hacer". "Uy, pues yo- contestó la otra- con los niños, la casa y el trabajo, nunca me aburro mira tú? Nunca".

¿Qué sería, me pregunto, de este trabajo sin personajes multidiciplinares y polifacéticos como este hombre maravilloso que se aburre mortalmente en Madrid (como sólo los genios posmodernos saben hacerlo)? ¿Qué sería del Planeta Fashion, también pregunto ahora y aquí, sin estos otros personajes que tienen los pies en el suelo, a parte, claro está, de dos niños, un marido, lavadoras que poner, ropa por planchar, verdura que hervir?.? La tensión entre los mundos representados por estos dos personajes es una de las características que hacen de la moda un fenómeno realmente fascinante. Fascinante.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS