Repasamos los vestidos que han hecho historia en los Óscar

Hoy es el día en que el que el cine y la moda vuelven a brillar de nuevo gracias a las 94.ª edición de los Premios Óscar. Una gala que reúne a todos los cinéfilos del planeta frente al televisor para saber quiénes son los y las afortunados de llevarse la famosa estatuilla.

Las casas de costura se pelean por vestir a las actrices más famosas en la que se considera la gala entre las galas. Los atelieres de todo el mundo trabajan a contrarreloj para crear y confeccionar los diseños mas espectaculares y especiales que lucirán en la red carpet con la intención de ser el vestido mas “trending topic” de la noche.

Penelope Cruz
Foto: Getty Images

Este año contamos con representación española gracias a Penélope Cruz y Javier Barden, como nominados por las películas “Madres paralelas”“Being The Ricardos”. La pareja más internacional pisará de nuevo juntos la esperada alfombra roja en la que esperaremos impacientes la pieza con la que nos sorprenderá la madrileña.

Paltrow
Foto: Getty Images

A lo largo de los años, han sido múltiples los vestidos que hemos podido ver y que se han convertido en icono. Todos recordamos el modelo de Gythnet Paltrow, firmado por Tom Ford donde el minimalismo fue la palabra que mejor lo definía. En el 2020, Natalie Portman con un impresionante Dior, en el 2012 Angelina Jolie de absoluto negro de Versace… etc., pero si hubo uno que se diferencia entre todos ese es el de la joven Jennifer Lawrence.

Jennifer Lawrence
Foto: Getty Images

En el 2013 lució un Dior de alta costura que llego a convertirse el “EL VESTIDO” por varios motivos. Una pieza de alta costura confeccionado en exclusiva a medida para esa noche tan especial en la que fue la ganadora de su primera estatuilla por la película “El lado bueno de las cosas”.

Caída de Jennifer Lawrence
Foto: Getty Images

Un vestido valorado en cuatro millones de euros, el vestido más caro de la historia y que muy pocos bolsillos se pueden permitir. No solo su imagen recorrió medio mundo por la joya de pieza que lucio o por el galardón, sino por le tropezón que sufrió al subir al escenario al recoger el premio. La Imagen fue sin duda la protagonista de la noche. Su director creativo por aquel entonces, Raf Simon, nunca imaginó que su creación se convertiría en icono y muchos menos que Jennifer se convirtiese en la mejor embajadora de la firma.

Penelope
Foto: Getty Images

También es habitual ver cada año a nuestra actriz más internacional posando por la alfombra roja con diferentes diseños y firmas. Giorgio Armani, Oscar de la renta, Balmain, Chanel, Versace han sido los afortunados de vestirla para las diferentes ediciones. El modelo que no podemos pasar por alto, fue cuando gano el Óscar como mejor actriz por “Vicky Cristina Barcelona” enfundada en un espectacular diseño vintage de Pierre Balmain. 

El vestido como suele ser habitual tenía su historia, una historia digna de premio. Penélope, ocho años antes de su candidatura se quedó prendada de la pieza en una tienda vintage de Los Ángeles y realizó una promesa. Si en algún momento de su carrera la nominaban por alguno de sus papeles a los Óscar volvería a por la pieza que tanto la enamoró. Así fue, compró la pieza y la lució en esa noche tan especial. No necesitó ningún arreglo, tampoco se sabe la fecha exacta de su creación, pero lo que sí sabemos es que fue la pieza que la hizo brillar en la noche más especial de su vida.

Gythnet Paltrow y su espectacular Tom Ford marcó un antes y después en lo que a sobriedad y minimalismo se refiere. Recuerdo, quedarme boquiabierto de cómo una pieza tan sencilla y a la vez tan sumamente espectacular pudo hacer que la actriz luciera y acaparase todas las revistas enfundadas de blanco nuclear y una capa.

Audrey Hepburn
Foto: Getty Images

Si hablamos de historia nos tenemos que remontar a 1954, cuando la espectacular Audrey Hepburn salió a recoger su estatuilla por “Vacaciones en Roma" con un impresionante diseño de Hubert de Givenchy. Llevaba la misma pieza que utilizó en el rodaje de dicha película, pero rediseñado por el diseñador francés. El diseño original utilizado en la película era de la diseñadora de vestuario Edith Head, razón por la que se levantó mucha polémica al aparecer en la gala con la misma pieza, pero esta ocasión rediseñada por otra firma.

Este tipo de escaparates no solo sirven para que las nominadas luzcan espectacularmente guapas, las firmas cumplen un papel fundamental. En ocasiones han logrado que una marca totalmente desconocida para los mortales hoy en día esté en boca de todos a raíz de la aparición en la red carpet del Dolby Theatre.

Halle Berry
Foto: David Lefranc

Fue el caso de Elie Saab, diseñador libanés apenas conocido, se convirtió internacionalmente famoso en el 2002 gracias a la actriz Halle Berry, siendo hoy en día la firma más deseada por las estrellas del celuloide. Lució un diseño semitransparente de tul bordado y falda en tafetán de seda. Quizás, con el paso del tiempo no sea la pieza que mejor haya envejecido, pero lo que sí podemos asegurar es que ella estaba espectacular, y supo poner en alza una firma que era desconocida para todos.

Las actrices tienen un papel fundamental en la moda y que sus valoren y humildad se vean reflejados con gestos tan simples como lucir piezas de jóvenes diseñadores o firmas emergentes hacen que se conviertan en las verdaderas estrellas de la noche.

Ojalá Penélope nos sorprenda dentro unas horas y haga un guiño a la moda española, país del que tanto presume. Ella, igual que el resto de sus compañeras, también tuvieron sus comienzos. Acordarse de dónde viene uno y de sus raíces quizás no haga que ganes un Oscar, pero sí meterte en el bolsillo a todos esos espectadores que gracias a ellos pueden decir que viven del cine. Es igual de fundamental apoyar el cine español como la moda española, así que queridas actrices, con lo nacional también se puede ganar un Óscar.

Eder Aurre

Eder Aurre

Eder Aurre nació en la Villa de Bilbao en el año 1993. Sus inquietudes por el mundo de la moda surgen desde que era muy pequeño. Algo que hizo nacer su curiosidad sobre el mundo de la moda fue el interés por las revistas de moda de su madre. Eder inició sus estudios en patronaje y diseño complementándolo con un máster en moda. Más adelante, siguió formándose en Central Sain’t Martins de Londres. A la hora de crear y diseñar destaca su pasión por las líneas depuradas, el color y las formas arquitectónicas. Estos elementos forman parte de su estilo e identidad personal: una firma que trabaja diseños prêt-à-porter.

Continúa leyendo