Vuelve el folk

Comentarios a raíz de una de las salidas del prefall de Chanel

Chanel prefall 2014

Hay una salida de la colección de prefall de Chanel (la de los métiers d'art titulada este año París-Dallas) que merece nuestra atención. És un vestido estampado de gasa que no deja de ser la recreación de los que vestían las "Lauras" de La casa de la Pradera. La cosa tiene todo el sentido porque como se sabe la colección en cuestión está inspirada en los vaqueros, los indios y todo lo que rodea al rodeo, valga la aliteración. De ahí lo de "Dallas". A parte de a las niñas Ingalls el vestido recuerda también a la primera edición de las Blythes, esas que tienen la cabeza inmensa sobre un cuerpo de Skppier (la pizpireta hermana pequeña de Barbie), larga melena y unos ojos como plazas de toros que cambian de color y de posición gracias a un tirador que les sale a las pobres de un poco más arriba de la nuca.

Las Blythes nacen en 1972 (editadas por Kenner) pero no triunfan en absoluto porque las niñas norteamericanas de la época no estaban para nada preparadas para jugar con semejante cabezota. Además les daba miedo. No es hasta 1997 que la fotógrafa Gina Garan las vuelve a popularizar y edita libros de imágenes en el que las muñecas aparecen en distintos escenarios, por así decirlo, naturales y urbanos. Los japoneses, que para eso son unos linces, fliparon con la muñeca y montaron todo un movimiento a su alrededor que todavía dura, hasta el punto que la casa Takara sigue produciéndolas con gran éxito. Es el regreso del folk, que no deja de ser una mezcla entre lo hippie y lo vaquero.Y un apunte final: es una verdad como un templo, a veces no tenemos acostumbrado el ojo al gusto del futuro. En moda es fundamental estar atento a todo aquello que te parezca extraño. Lo que te extrañe hoy (incluso lo que te parezca feo) será lo que más te gustará mañana.

Etiquetas: chanel

Continúa leyendo...

COMENTARIOS