Moda -- Pasarela

De cuando Chanel se puso el sombrero a los pies de la Torre Eiffel

El sombrero ha sido el accesorio estrella por el que ha apostado la casa de la firma francesa para su colección otoño-invierno 2017/2018 de la semana de la Alta Costura de París. Karl Lagerfeld, el director creativo de Chanel y maestro sucesor de la marca, ha querido rendir homenaje a la capital de la alta costura llevando su show a los mismísimos pies del que quizás, es el edificio más emblemático de la ciudad: la Torre Eiffel. Karl, lo has vuelto a conseguir.

Espectacular puesta en escena que, aunque no nos pilla por sorpresa, (el alemán siempre pone todos sus esfuerzos en mostrar sus shows en escenarios que no dejan indiferente a absolutamente nadie) ha conseguido una vez más que todo el público presente, ya sea in situ o a través de las redes sociales, se quite el sombrero al ver el transcurso de su propuesta. Sí, ese mismo sombrero que él ha querido mantener en todos y cada uno de los looks de la colección haciendo un guiño a la mismísima fundadora de la casa: Coco Chanel.

Unas siluetas muy tradicionales se dejaban llevar por algunos hombros abombados, trajes sastre y una clara influencia arquitectónica. La misma tónica que se mantenía en vestidos de noche, ¡e incluso en su propuesta nupcial! Es curioso como prendas de corte y estilos tan diferentes han logrado emanar un mismo esquema visual donde predominaban las líneas y estructuras en bloque.

Tampoco se ha olvidado el káiser, como no podía ser de otra manera, del tweed, tejido icónico de la casa y que acompañaba a lo largo de la muestra a los tejidos metalizados, que hacen un guiño al material con el que está construído el esqueleto de la Torre Eiffel. Los acabados en plumas y detalles florales, dieron un toque humano al allure arquitectónico de la propuesta del alemán. El savoir faire de la icónica marca francesa se hace evidente, una vez más, en una colección que respira Chanel de inicio a fin magistralmente combinada con la vanguardia más exquisita.