Moda -- Pasarela

Dior nos propone looks románticos para este invierno

Una de las grandes virutdes la Dior consiste en captar la esencia más etérea de una mujer y transformarla en una prenda. Los tonos pastel y los vestidos vaporosos siguen sin abandonar el concepto armónico de la firma de cara a esta próxima temporada otoño/invierno. La mezcla de estampados geométricos ha sido una de las claves de esta colección en la que los tejidos superpuestos se sumaban a las transparencias.

Otra de las llaves del éxito del desfile ha sido la maestría para acentuar la cintura. Costuras y cinturones dejan a la vista las formas femeninas, seguidas de volumen en faldas y gabardinas. Cada vez queda más lejos el calzado vertiginoso. Bailarinas a modo de babuchas o zapatos de estilo andrógino completaban los outfits escogido por Dior. 

Como suele tenrenos acostumbrados, el maquillaje y la peluquería escogidos para la ocasión no han restado elegancia las modelos. Semirecogidos naturales con varios mechones sueltos y maquillajes naturales, haciendo uso del efecto no makeup en el que lo más importante es iluminar el rostro. Cejas muy marcadas y labios nude completan el look beauty. Una opción clásica y acertada de cara a las estaciones más frías. 

Sin duda, desde que Maria Grazia Chiuri se hiciera cargo de la firma todo Dior se ha impregnado de una chispa de magia romántica que la diseñadora italiana no duda en aderezar con flores, pedrerías y encajes. Para completar la ambientación, la cuidada escenografía en la que no faltaban esbozos esqueléticos de girafas y elefantes, envolvía la colección para trasnportarnos a un elegante safari en el que el gris se convertía en la esencia de la temporada.