Moda -- Pasarela

Las claves del fin de semana en la #MBFWM: Un mercado 'fashion', la feminidad más comercial y ¡viva Las Vegas!:

Lo del mercado gastronómico ya es muy mainstream. ¿La culpable? Pepa Salazar. La diseñadora valenciana rompió esquemas y convirtió a boquerones, quesos y patas de jamón en personalidades del front row para su propuesta de Primavera/Verano 2018 en la Mercedes Benz-Fashion Week. Los carniceros, charcuteros y pescaderos del Mercado San Antón vistieron sus mejores galas para, con sus puestos abiertos, dejar desfilar a las modelos con la atrevida propuesta de la diseñadora ante sus ojos y a los de los sorprendidos invitados.

La  estética urbana y deportiva fue el hilo conductor de la colección, que aprovechando prendas cedidas por la marca Nike, ha reutilizando extrayendo “nuevos patrones o convirtiendo camisetas en faldas”, dice la diseñadora.

Y de lo más espectacular, a lo comercial: Roberto Torreta marcó también la tarde del sábado con vestidos muy fluídos que emanaban comodidad y feminidad sofisticada con volúmenes a los que no nos tienen acostumbrados.

El diseñador argentino jugó con la evolución del día y en su propuesta incluía tanto prendas frescas y jóvenes para el día como camisas, blusas y pantalones hasta vestidos de noche con escotes de infarto tanto en el escote como en la espalda.

 Diana de Gales también tuvo su guiño este fin de semana durante la semana de la moda madrileña. María Escoté, hizo una oda a los iconos del pop de los años 80 con Lady Di como figura principal reinterpretando alguna de sus piezas más conocidas.

La diseñadora que enamoró a Lady Gaga con sus corsés, que confecciona de manera maestra, ha dado un giro a su colección en esta ocasión. Los pantalones, shorts y faldas de Maya Hansen, han convivido con conjuntos de inspiración veraniega total (con trajes de baño de neopreno incluídos) con estampados de barcos de una inspiración muy infantil.

Por su parte, Teresa Helbig quiso trasladarnos hasta Nevada, Las Vegas, con una colección que la propia diseñadora ha calificado como “el no va más, la exageración imposible”. Con el terciopelo, el tul, las rejillas de metal, las cadenas e importantes pedrerías, la diseñadora ha demostrado su buen hacer a través de sus chaquetas y esos vestidos tan ‘Helbig’ que nos tienen totalmente enamoradas. Resaltar el guiño que le hizo a Paco Rabanne que, con un vestido en malla metálica con un tigre estampado, dejó más de una boca abierta.

También desfiló a ojos de fashionistas y curiosos Ion Fiz, uno de los más conocidos diseñadores españoles. Fiel a su compromiso con la moda española, ha sido Rowenta quien ha patrocinado este último desfile, configurado como el mejor escenario para, además de dar a conocer las prendas del diseñador, descubrir la última tecnología de Rowenta para el planchado de ropa y estilismo del cabello.