Moda -- Pasarela

Cómo Óscar de la Renta rejuveneció el tul en la NYFW

Lo tienen claro: "Sé que somos buenos vistiendo la noche y nos queremos  centrar en lo que la gente espera de nosotros: vestidos para ocasiones especiales", aseguraron desde la firma a la prensa una vez presentada su propuesta para la Primavera/ Verano 2018 en la Pasarela de Nueva York.

 Óscar de la Renta hizo las delicias de sus asistentes con su desfile como si de una obra con dos actos se tratara, pero por escenario, la sede neoyorquina de la compañía de subastas Sotheby's, donde las modelos bajaban por las escaleras mecánicas.

Fernando García y Laura Kim, los directores creativos de la marca, dieron mucho protagonismo al blanco en la primera parte del show, en el que las modelos aparecían con prendas denim combinadas con otras blancas y salpicadas en mil colores.

Es la segunda colección que ambos diseñan para Óscar de la Renta tras haber sido nombrados los directores creativos en septiembre de 2016. El aire juvenil de esta primera parte de la que hablamos, fue una apuesta por lo juvenil, plagada de prendas y camisetas con mensajes en blanco o en rojo.

Aunque también hubo espacio para el negro y las lentejuelas, hacia el final del fashion show llegaba Óscar de la Renta en estado puro: su propuesta para la noche, donde la delicadeza se veía reflejada en forma de trajes de noche muy voluminosos y de tul. Para todos los gustos, algunos se ajustaban ciñendo las cinturas de las modelos y otros daban rienda suelta a volúmenes infinitos.

Entre tanto, los azules en combinación con gasas blancas dieron paso a la paleta rosa en un vestido de gala, cuya falda degradada, variaba desde el fucsia al palo, con una cola de espectáculo

La invitada que acaparó todas las miradas fue, sin duda, Nicki Minaj, que apareció con un abrigo de pelo blanco y negro con la capucha puesta que no dejó indiferente a nadie, como nos tiene acostumbrados.