100 años llevando sujetador

¡Y lo que nos queda! Con un siglo en el carnet de identidad, el sujetador sigue siendo para muchos hombres la prenda más sexy del armario.

Cien años sujetador

El sujetador reinventa como nadie y casi siempre termina acompañándonos a todos lados, será porque realza nuestro pecho, lo sujeta y, por supuesto, lo viste. Oficialmente todo empezó en 1914 cuando Mary Phelps Jacob de Nueva York iba a asistir a una fiesta y comprobó que su corsé asomaba por encima del vestido de cóctel que luciría esa noche. Horrorizada, decidió unir dos pañuelos de seda con unas cintas, algo que se parecía mucho al sujetador de hoy en día. Esa noche Mary Phelps causó sensación entre las mujeres de su época y los empezó a confeccionar. Phelps abrió un negocio que no terminó de funcionar hasta que Warner Brothers Corset Company de Bridgeport, en Connecticut, decidió comprar la revolucionara idea por 1.500 dólares.

Se pasó de corsés que oprimían la cintura y aplastaban los pechos a sujetadores cómodos que facilitaban la vida de las mujeres, sujetadores picudos, modelos sensuales y el famoso Wonderbra. En los 70 algunas mujeres los quemaron como símbolo de libertad y en la actualidad muchas artistas los olvidan en casa, esta es la tendencia bra less.

Una larga vida adaptándose a las tendencias de moda, que si vintage, con tirantes desmontables, son tira en la espalda, transparente, con escote corazón, con aro, sin aro… nunca deja de sorprender tanto a hombres como mujeres. El sujetador es provocativo, indiscreto, coqueto y absolutamente sexy.

Es curioso como después de cien años, muchas mujeres siguen teniendo dudas para calcular su talla. Los resultados de un estudio realizado por médicos senólogos indica que 7 de cada 10 mujeres no usan la talla y la copa adecuada, 9 de cada 10 desconocen cuál es su talla y su copa y que la mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían usando la pieza adecuada. Lo mejor es acercarse a una tienda de lencería y pedir asesoramiento de una experta, que te midan el contorno y el pecho y que pruebes el que mejor te sienta. Es cierto que, dependiendo de las firmas, puede variar un poco. No olvides que el tamaño del pecho lo determina la copa (A, B, C, D o DD) y que el número se refiere al contorno. También existe una aplicación para el móvil que te ayudará a identificar tu talla y resolverá cualquier duda relacionada con corsetería, se llama Sayfit y es un éxito.

¿Cómo se distribuye a nivel mundial el tamaño de las copas del sujetador? Según el diagrama publicado por el periódico alemán Bild.de, las mujeres del norte de Europa y parte de Asia tienen los pechos más grandes del mundo, mientras que las mujeres del sur de Asia, Perú y Ecuador tienen las tallas más pequeñas.

Mapa copas sujetador

¿Otros nombres con los que se conoce al sujetador? Sostén, ceñidor, suti o brasier.

Y recuerda, la lencería está para hacerte sentir bien.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS