Bikini blanco: un básico atemporal para el verano

El modelo clásico del verano que arrasa todos los años vuelve esta temporada.

El bikini blanco siempre ha sido un must entre las prendas de baño. El color perfecto para resaltar el moreno y potenciarlo, además de hacernos viajar con sus diferentes estilos a películas y momentos claves en los que las celebrities lo han lucido con una elegancia espectacular. Un color que nos traslada directas a una playa paradisíaca perdida al otro lado del océano o una bajo el sol de Ibiza en agosto, con un bronceado dorado y un sinfín de planes por hacer durante las vacaciones.

Si pensamos en el bikini blanco, el cine irrumpe casi por inercia con imágenes magnéticas como las de Ursula Andress en James Bond contra el Dr. No (1964), en plena década de los 60, cuando la actriz salía del agua en medio de una playa bajo la atenta mirada del protagonista. Una escena que supuso un antes y un después para la prenda en una década en la que por fin se normalizó el uso de la misma y en la que dicho fotograma fue sin duda una catapulta para que el bikini se quedase insaturado en la sociedad como una prenda más, una imprescindible para el verano.

Otro de los lugares a los que nos hace viajar el bikini blanco es al film de Louis Maelle: A Very Private Affair (1962), en un romance aliñado de drama en el que Brigitte Bardot aparece con un bikini blanco que resalta sobre el fondo azul intenso del mar y sobre su propia melena rubia platino, un efecto arrebatador que ya había conseguido 10 años antes en La chica del bikini (1952), causando toda una revolución.

indb
Ursula Andress en James Bond contra el Dr. No (1964) IMDb

Este básico es incluso capaz de transportarnos a la isla italiana de Capri bajo la voz de Achille Togliani con su reconocible Parlami D’amore Mariù en pleno anuncio del perfume de Dolce & Gabbana Light Blue con David Gandy y Bianca Balti. Todo un idilio, un canto al hedonismo y la belleza más absoluta enmarcado en un bikini blanco. Y es que casi todas las celebrities, ya sea tras la gran pantalla o en su vida privada, tienen un bikini blanco básico al estilo Cameron Díaz en Los ángeles de Charlie (2000), desde Kim Kardashian hasta Sara Carbonero.

Hemos visto como las marcas apuestan también por los colores de la temporada con tonos verde lima, fucsia y naranja chillón, pero el blanco aguanta imperante en los escaparates, seguro de que es el bikini atemporal por excelencia, el must de todos lo veranos que favorece y resalta el cuerpo de toda aquella que se decide a lucirlo. Ya se lo hemos visto a las influencers en algunas de sus escapadas a otros climas más cálidos que invitan a desprenderse poco a poco de las capas de ropa hasta dejar únicamente un bikini blanco. De triángulo y braguita brasileña o de bandeau y braguita alta, con relleno o sin él, es sin duda un bikini que hay que llevar siempre con la actitud de aquellas que lo lucieron antes que nosotras, aquellas divas del cine y el audiovisual que hicieron de esta prenda la joya que es ahora.

Noemí Valle

Noemí Valle

Periodista, melómana y amante de la cultura y la moda en todos sus formatos. No concibo la vida sin las pequeñas historias que la mueven y la desordenan, por eso mismo me empeño en escribirlas. Soy de las que viaja junto a una cámara y un libro ya sea al barrio de al lado o a la otra punta del planeta. Siempre guardo bajo la manga una canción, un fotograma o una cita con la que convertir un instante insípido en uno imborrable.

Continúa leyendo