Cannes, un festival de película

El Festival de cine de Cannes es quizá el más importante del mundo, en su categoría. Se celebra en la localidad francesa homónima, transformando la costa azul, no solo en epicentro del cine mundial estos días sino también en vitrina de moda y glamour por donde desfilan las divas del momento.

Cannes

El Festival de cine de Cannes es quizás el más importante del mundo en su categoría. Se celebra en la localidad francesa homónima, transformando la Costa Azul, no solo en epicentro del cine mundial, sino también una vitrina de moda y glamour por donde desfilan las divas del momento.

La primera edición se celebró del 20 de septiembre al 5 de octubre de 1946. En los 50 se trasladaría a la primavera lo cual atraería a importantes nombres de la historia del cine llegandose a premiar en estos años a Orson Welles, Luis Buñuel, Ingmar Bergman o Satyajit Ray. También sería en esta década cuando se propuso como galardón principal la Palma de Oro. Otro gran cambio fue la introducción del factor de la sensualidad como característica inherente al festival tras el topless de la actriz inglesa Simone Silva en una sesión fotográfica de Robert Mitchum. Después sería Brigitte Bardot, el mito erótico de mediados de siglo XX, quien tendría una cita anual asegurada con la prensa en las playas de la Costa Azul.

El premio principal es la Palma de Oro a la mejor película. También se entregan galardones como el Gran Premio del Jurado; mejor director, actor, actriz, guión, corto, director novel.

Es imposible desligar a Cannes del mundo de la moda y el glamour: prueba de ello, no son solo las innumerables celebrities que desfilan por su alfombra roja con diseños dignos de la ocasión, sino hechos como que el diseñador Jean Paul Gaultier ,el efant terrible de la moda, fuera en 2012 parte del jurado.

Los diseñadores más populares en la actualidad entre las celebrities son Lanvin, Yves Saint Laurent, Versace, Ellie Saab, Marchesa, Albert Elbaz o Giambatista Valli. Aunque hay que decir que nuestras celebrities, a pesar de poder elegir entre las mejores firmas, a veces patinan... y los críticos son exigentes.

Si nos remontamos al año pasado las más criticadas por sus elecciones fueron la actriz Naomi Watts, de quien se dijo que su vestido de Marchesa le aseñoraba y sumaba años o la también actriz Freida Pinto, quien se consideró que optó por un  Versace que resultaba demasiado infantil. De Karolina Kurkova se dijo que su vestido de Cavalli era tres o cuatro temporadas más antiguo, por lo tanto se consideró poco apropiado para un evento del estilo, y de la cantante Cheryl Cole se catalogó su vestido de Stephane Rollandera de desagradable. Incluso una top model como Claudia Shiffer puede patinar, como hizo el 2011 en el festival, con un vestido negro de encaje de Dolce&Gabbana. ¡Nadie esta libre de tener un desatino!

Las que destacaron como mejor vestidas la pasada edición fueron Diane Kruger con un vestido de Giambatista Valli, el día de la inauguración, Nicole Kidman con un elegante modelo de Lanvin, Eva Longoria llamó la atención con un espectacular diseño de Marchesa y una vez más fue Diane Kruger quien captó la atención con otro de sus looks esta vez con  un elegante vestido de Dior couture en la ceremonia de clausura.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS