Chevrolet Spark

Las calles congestionadas son el mayor desafío para cualquier coche y conductor. Olvídate de conducir a gran velocidad en circuitos de pruebas o pistas rurales. Para los automovilistas del mundo entero, resulta mucho más duro abrirse paso en el tráfico, encontrar aparcamiento y mantener la calma inmersos en la frenética vorágine del caos urbano. Aunque el estrés del camino al trabajo es prácticamente inevitable, con el Chevrolet Spark la vida urbana es mucho más llevadera, ya que su maniobrabilidad y diseño lo convierten en un coche multiusos perfecto para todos los estilos de vida, incluidos los más ajetreados. El Spark, diseñado íntegramente para desenvolverse perfectamente en la ciudad, ofrece un espacio, sentido práctico, seguridad y comodidad que figuran entre los mejores de su categoría, y que al mismo tiempo están pensados para encajar en unas dimensiones mucho más reducidas de lo que cabría esperar de un coche de aspecto tan resuelto. Con 3.640 mm de largo y 1.597 de ancho, se moverá fácilmente en los espacios limitados de la ciudad, y gracias a sus cortos voladizos y al ingenioso diseño del habitáculo, goza de dimensiones compactas sin renunciar a nada. La maniobrabilidad y la agilidad en ciudad están garantizadas gracias a la dirección de cremallera-piñón, diseñada para ofrecer un diámetro de giro entre bordillos de tan solo 9,9 metros con poco más de tres vueltas de recorrido de volante. Con estas características, conducir en ciudad es, ante todo, un placer. Tanto en entornos urbanos como en carretera, conducir un coche atractivo tiene que ser tan placentero como contemplarlo. Por este motivo, el equipo de ingenieros del Chevrolet Spark se centró en diversos factores clave que le dotarían de un alto rendimiento dinámico. El Spark ofrece una conducción firme y de excelente respuesta, propiciada por una estructura interna monocasco muy sólida, diseñada para mejorar el rendimiento dinámico del coche y brindar al conductor una elevada sensación de estabilidad, solidez y dominio al volante. La suspensión emplea un formato tradicional pero efectivo: eje frontal McPherson y eje semirrígido trasero, una combinación que ofrece una conducción neutra y predecible. Resulta ágil en ciudad, y firme a mayor velocidad. El Spark está disponible con Control Electrónico de Estabilidad (ESC), prestación que brinda excelentes ventajas de seguridad y control. Además, incluye funciones de control de tracción y frenada electrónica que dotan al vehículo de un sistema de frenos antibloqueo de precisión y de una excepcional estabilidad lateral. Las ruedas delanteras presentan frenos de disco ventilados de 236 mm de diámetro, y las traseras equipan tambores de 200 mm. Además, tiene un sistema ABS de cuatro canales, de serie en todos los mercados europeos, que se complementa con un sistema electrónico de frenada asistida que aumenta automáticamente la potencia ejercida sobre los calibradores de los frenos en caso de frenada de emergencia o cuando se detecta movimiento en el pedal. Por supuesto, incluso el piloto más avezado al volante del coche más avanzado en cuanto a dinámica puede encontrarse en una situación en la que la colisión sea inevitable. Por este motivo, el Spark se ha diseñado desde el primer momento con un excelente nivel de seguridad pasiva. Casi el 60 % de la estructura del coche está compuesta por aceros avanzados, con distintos niveles de rigidez y zonas de deformación integradas para absorber el impacto en caso de accidente. El subchasis delantero y los raíles del compartimento motor están diseñados para absorber la energía y soportar el máximo de carga posible al ceder, mientras que una zona de transición que rodea la base del pilar A y su unión entre ambos lados distribuye la energía del choque alrededor del compartimento de pasajeros, y no hacia su interior. En la parte trasera existe una zona de deformación similar, con un diseño del tanque de combustible y de sus conexiones que minimiza la posibilidad de ruptura. Además, el travesaño trasero absorbe aún más fuerza en caso de impacto trasero. De este modo, se cumple el estándar interno de Chevrolet sobre protección ante golpes traseros, que es más estricto que el requerido en el sector. La protección de los ocupantes alcanza un nivel aún más elevado gracias a los dos airbags frontales, los airbags de cortina laterales y los airbags adicionales montados en los asientos delanteros para proteger el tórax y el abdomen. Además, se incluyen pretensores en los cinturones de seguridad delanteros y un sistema de retracción de pedales, que los retira para reducir el riesgo de lesiones en la parte inferior de las piernas. Entre otras prestaciones de seguridad, se incluyen los cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje en las cinco plazas, sistema trasero de fijación ISOFIX para sillas infantiles y un sistema integrado de protección para peatones, diseñado para evitar que la cabeza de la víctima de un atropello impacte con zonas duras de la carrocería o del bloque del motor del vehículo. Chevrolet Spark ha obtenido 4 Estrellas en la calificación de las pruebas de choque del programa EuroNCAP.  

spark

regalo
Las calles congestionadas son el mayor desafío para cualquier coche y conductor. Olvídate de conducir a gran velocidad en circuitos de pruebas o pistas rurales. Para los automovilistas del mundo entero, resulta mucho más duro abrirse paso en el tráfico, encontrar aparcamiento y mantener la calma inmersos en la frenética vorágine del caos urbano.

Aunque el estrés del camino al trabajo es prácticamente inevitable, con el Chevrolet Spark la vida urbana es mucho más llevadera, ya que su maniobrabilidad y diseño lo convierten en un coche multiusos perfecto para todos los estilos de vida, incluidos los más ajetreados.

SparkEl Spark, diseñado íntegramente para desenvolverse perfectamente en la ciudad, ofrece un espacio, sentido práctico, seguridad y comodidad que figuran entre los mejores de su categoría, y que al mismo tiempo están pensados para encajar en unas dimensiones mucho más reducidas de lo que cabría esperar de un coche de aspecto tan resuelto. Con 3.640 mm de largo y 1.597 de ancho, se moverá fácilmente en los espacios limitados de la ciudad, y gracias a sus cortos voladizos y al ingenioso diseño del habitáculo, goza de dimensiones compactas sin renunciar a nada. La maniobrabilidad y la agilidad en ciudad están garantizadas gracias a la dirección de cremallera-piñón, diseñada para ofrecer un diámetro de giro entre bordillos de tan solo 9,9 metros con poco más de tres vueltas de recorrido de volante. Con estas características, conducir en ciudad es, ante todo, un placer.

Tanto en entornos urbanos como en carretera, conducir un coche atractivo tiene que ser tan placentero como contemplarlo. Por este motivo, el equipo de ingenieros del Chevrolet Spark se centró en diversos factores clave que le dotarían de un alto rendimiento dinámico.

El Spark ofrece una conducción firme y de excelente respuesta, propiciada por una estructura interna monocasco muy sólida, diseñada para mejorar el rendimiento dinámico del coche y brindar al conductor una elevada sensación de estabilidad, solidez y dominio al volante.

La suspensión emplea un formato tradicional pero efectivo: eje frontal McPherson y eje semirrígido trasero, una combinación que ofrece una conducción neutra y predecible. Resulta ágil en ciudad, y firme a mayor velocidad.

El Spark está disponible con Control Electrónico de Estabilidad (ESC), prestación que brinda excelentes ventajas de seguridad y control. Además, incluye funciones de control de tracción y frenada electrónica que dotan al vehículo de un sistema de frenos antibloqueo de precisión y de una excepcional estabilidad lateral.

Las ruedas delanteras presentan frenos de disco ventilados de 236 mm de diámetro, y las traseras equipan tambores de 200 mm. Además, tiene un sistema ABS de cuatro canales, de serie en todos los mercados europeos, que se complementa con un sistema electrónico de frenada asistida que aumenta automáticamente la potencia ejercida sobre los calibradores de los frenos en caso de frenada de emergencia o cuando se detecta movimiento en el pedal.

sparkPor supuesto, incluso el piloto más avezado al volante del coche más avanzado en cuanto a dinámica puede encontrarse en una situación en la que la colisión sea inevitable. Por este motivo, el Spark se ha diseñado desde el primer momento con un excelente nivel de seguridad pasiva.

Casi el 60 % de la estructura del coche está compuesta por aceros avanzados, con distintos niveles de rigidez y zonas de deformación integradas para absorber el impacto en caso de accidente. El subchasis delantero y los raíles del compartimento motor están diseñados para absorber la energía y soportar el máximo de carga posible al ceder, mientras que una zona de transición que rodea la base del pilar A y su unión entre ambos lados distribuye la energía del choque alrededor del compartimento de pasajeros, y no hacia su interior.

En la parte trasera existe una zona de deformación similar, con un diseño del tanque de combustible y de sus conexiones que minimiza la posibilidad de ruptura. Además, el travesaño trasero absorbe aún más fuerza en caso de impacto trasero. De este modo, se cumple el estándar interno de Chevrolet sobre protección ante golpes traseros, que es más estricto que el requerido en el sector.

La protección de los ocupantes alcanza un nivel aún más elevado gracias a los dos airbags frontales, los airbags de cortina laterales y los airbags adicionales montados en los asientos delanteros para proteger el tórax y el abdomen. Además, se incluyen pretensores en los cinturones de seguridad delanteros y un sistema de retracción de pedales, que los retira para reducir el riesgo de lesiones en la parte inferior de las piernas.

Entre otras prestaciones de seguridad, se incluyen los cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje en las cinco plazas, sistema trasero de fijación ISOFIX para sillas infantiles y un sistema integrado de protección para peatones, diseñado para evitar que la cabeza de la víctima de un atropello impacte con zonas duras de la carrocería o del bloque del motor del vehículo.

Chevrolet Spark ha obtenido 4 Estrellas en la calificación de las pruebas de choque del programa EuroNCAP.


 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS