Cómo es y cómo se combina el nuevo cuero

Los (explosivos) cambios sociales sucedidos durante la década de los sesenta se entienden a la perfección si una piensa en la moda que se impone por aquellas fechas y de la que somos, actualmente, herederos.

Marc Giró. MADRID, 8 de octubre de 2007

Los (explosivos) cambios sociales sucedidos durante la década de los sesenta se entienden a la perfección si una piensa en la moda que se impone por aquellas fechas y de la que somos, actualmente, herederos. Lo joven, lo nuevo, lo particular. Lo sexy, lo dinámico, lo asequible. Todo son conceptos que servirían para definir un auténtico cambio de actitud.

Es el triunfo del prét-à-pôrter, del sportwear y del streetwear y la caída en picado de la alta costura y de un modelo burgués que queda, al menos en lo que concierne a moda, totalmente caduco. Los jóvenes y la clase media se erigen en los nuevos árbitros del nuevo gusto. Lo elegante pierde enteros. El modelo a seguir es el de la calle. La inspiración surge del asfalto, del barrio, de la fábrica ...

Cómo es y cómo se combina el nuevo cuero

Ya nadie mira a Versailles. La cultura popular (pop) desbanca al canon y a la Academia. Las estrellas de rock o las estrellas teen del celuloide y las grupies convertidas en top, son los modelos a seguir.

Este contexto favorece la incursión en el guardarropa contemporáneo de prendas y estilos propios de las tribus urbanas, del underground y de los outsiders. Los nuevos popes del diseño (cuenten luego lo que cuenten) provienen de las colonias, de la clase media suburbana o de los arrabales.

El cuero, así pues, deja de ser un material propio de los uniformes militares, de la caballería o de la caza, para convertirse en representante de la nueva cultura: rebelde, canalla y joven.


Cómo es y cómo se combina el nuevo cuero


Estas son algunas pistas para incluirlo en su look:

  • Repasar las estéticas moteras, punk, rock, incluso las SM. La estética gay de Stonewall y la de los bloussons noirs (los pillos de barrio a la francesa). Indispensable revisar las películas de James Dean y Marlon Brandon. Escuchar a Patti Simith.

  • Vestir con el desparpajo de Vivianne Westwood o de Kate Moss.

  • Hacerse con un "perfecto", la cazadora cruzada de cuero negro con cremalleras y cuello de puntas (a lo spencer).

  • Combinar prendas de cuero con jeans y t-shirt desgastadas de algodón finísimo, como hacen en el catálogo de Top Shop.

  • Jugar con los complementos: bolsos saco de cuero negro con tachuelas, mini carteras de mano con flecos de cadenas, como en Chanel.

  • Combinar bustier con falda de cuero hiper estrecha, medias tupdias negras y salones con taconazo.

  • Mezclar el cuero motero con collares de cadenas, como hacían en los noventa Versace o Chanel.

  • Combinar cuero con cuero. Aquí sí.

  • Si el presupuesto no da para un perfecto de cuero de cocodrilo, búscalo vintage o de segunda mano en el Rastro.

  • Combinar un vestidito de flores liberty con un chaleco de cuero. O un vestidito de encaje con un perfecto. O sea, contraponer lo soft a lo superhard.

  • Nunca: abrigos de cuero hasta los tobillos en plan Matrix. La estética gótica. Esta vez no.

  • Recuperar, si se tiene valor, alguna prenda de los ochenta.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS