Cómo vestir el estampado tie-dye (bien)

Este tipo de estampado, al que antes llamábamos “desteñido” y ahora, con esa tendencia generalizada a la cursilería, gustan en llamar tie-dye, es peligrosísimo, o sea que al quite.

f
Roberto Cavalli

-Es mejor que el tejido desteñido tienda más al denim que al algodón y que aparezca sobre prendas armadas más que sobre, por ejemplo, faldas etéreas.

-Sería mejor que todo el look tendiera a lo country más que a lo hippy. Más a los años ochenta que a los setenta. Más a  la calle Serrano que a un mercadillo de playa.

-Porque esa es la clave: el tie-dye hay que llevarlo a la manera pija de Ana Obregón retozando de plató en plató a final de los años ochenta y no como lo haría una muchacha vegana fan Chambao o de Bebe.

-Combina una falda tubo desteñida con una blusa de Polo Raplh Lauren (caballo bordado incluído) a rayas azul cielo (como la que llevaba Esperanza Aguirre en la entrevista con Bertín Osborne). Completa el look con mocasines de borla, pijísimos, y blazer.

-Aún así, también sería interesante, ya en plan choni, hacerse con unas mallas tie-dye, un top cortado, una bomber y unas zapas bien escandalosas. Y aunque no esté estrictamente de moda, no estaría de más colocarse tampoco algun detalle flúor (una cinta de pelo, los cordones de las zapas, una muñequeras…).

-El tye-die funciona con complementos dorados: aros, pulseras a gogó, diademas… todo con tal que quede o muy pijo o muy suburbio. El término medio, tan aclamado en otras ocasiones, aquí no funcionará.


Continúa leyendo...

COMENTARIOS