Concurso Moda Ética

"Tejiendo la Red" es el título del artículo ganador del concurso Moda Ética. Se trata de un canto al ahorramiento y al reciclaje que pone la vista sobre las penosas condiciones laborales de las trabajadoras del sector textil en Asia y África.

Recicla

"Tejiendo la Red" es el título del artículo ganador del concurso Moda Ética. La vencedora, Marta Herrero Arias, fue según Martina Hooper, encargada de fallar el certamen, "la única que realmente escribió con pasión, mencionando a las personas y sus derechos además del medioambiente, y realmente redactando, no solo recopilando información".

Marta centra toda su atención en las pésimas condiciones que tienen las trabajadoras del sector textil en Asia y África. También nos hace reflexionar sobre el consumismo y sobre la necesidad de llevar a cabo actos sostenibles. Para ella, la clave está en una educación basada en el aprovechamiento y el reciclaje como hábitos de vida. Ahora, ¡disfruta de la lectura!

Tejiendo la Red

Tengo veinticuatro años y no sé coser un botón. Y estoy licenciada, con másters y varios idiomas. Lo sé, me da vergüenza decirlo, y lo peor es que no soy la única ni pertenezco a una minoría.

El otro día leía un artículo acerca del sufrimiento de las mujeres que trabajan para la confección en China y sobre las llagas que sufrían tras las  interminables jornadas laborales. Todos conocemos la realidad existente y la pobreza en Asia o África. Pero nunca lo miramos con detenimiento. Te cortas un dedo con una hoja de papel y tendrás que ponerte betadine y una tirita para poder escribir con el teclado del ordenador.

Los problemas de quienes trabajan en estas fábricas, llegan a ser difícilmente apreciables por quienes estamos en una sociedad en la que te llevan al psicólogo en cuanto suspendes una asignatura. Las aspirinas tranquilizan sí, aunque también adormecen. Y hemos vivido en este letargo durante muchos años.

Pero el mundo parece haber despertado. La carga del consumismo nos ha asfixiado y hoy nos sentimos mejor si vendemos que somos más ecológicos, más sostenibles. Compra algodón ecológico, que tenga un buen precio y que respete las cadenas de comercio justo.

Sin embargo es difícil tirar toda tu vida anterior a la basura y comenzar de cero. Y no siempre nos lo podemos permitir. A pesar de todo, hay una clave para aportar nuestro granito de arena y es la de crear el hábito de aprovechar y reciclar. Sólo así conseguiremos que lo nuevo se incluya en nuestra vida y no sea sólo parte de una moda de la que nos cansemos a los diez días. Y aprender. Valorar el trabajo de cada cosa que tocamos.

No seremos sostenibles por mucho que lo intentemos si somos incapaces de controlar nuestras rutinas y mantener nuestras propias necesidades. De saber cubrir los hábitos más básicos en caso de urgencia. Así que comencemos por lo primero: educación. Roma no se construyó en dos días pero en poco tiempo se convirtió en imperio. Y el reinado del verde y la sostenibilidad están asomando la cabeza a pasos agigantados. Larga vida al proceso ético de producción.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS