Copycat: plagios en la moda

Descubre quién copia a quién en el mundo de la moda. Algunos de los casos de los que hablamos han llegado a los tribunales, pero otros no han sido juzgados desde la legalidad. Queremos conocer tu opinión.

Maryta Alonso. 27 de octubre de 2008

Copycat: plagios en la modaAunque la democratización de la moda ha hecho que múltiples firmas copien de forma casi sistemática a otras, son muy pocos los casos en los que se llega a los tribunales. Nosotras repasamos los casos más sonados de acusaciones de plagio. Algunos se han resuelto ante un juez, otras mediante jugosas compensaciones económicas, otras han quedado en un mero rumor y otras han resultado imposibles de probar.
El caso más conocido ha sido la batalla legal que Custo Barcelona ha emprendido contra la firma Desigual por la supuesta imitación sistemática de la marca y de sus productos. El diseñador ha alegado que la firma Desigual no se limita a copiar sus diseños, sino también la apertura de sus establecimientos, llegando, incluso, a contactar con sus distribuidores para distribuir sus productos.

No es la primera denuncia a la que se enfrenta Desigual, pues Dolores Promesas también ha emprendido acciones legales contra ellos por haber plagiado su imagen de marca. La firma catalana ha declarado que la respuesta a este error se encuentra en el volumen de su plantilla, que es tan elevado que son incapaces de controlar a qué fuentes recurren los creativos a la hora de diseñar. La acción llevada a cabo por la marca ha sido la de retirar del mercado el material que contenía el diseño plagiado.

Menos suerte ha tenido Rocío Cañero, una artista que quiso emprender acciones legales contra Zara. La creadora se puso en contacto con la Escuela Superior de Dibujo Profesional de Madrid (ESDIP), donde estudió, para anunciarles que los dibujos que aparecían impresos en las camisetas de Zara no eran suyos, tal como pensaban sus profesores, que creyeron hallarse ante los inconfundibles diseños de la diseñadora al verlos. Zara declaró que, a pesar de existir "ciertos nexos conceptuales" comunes, "no existe ningún vínculo ni asociación creativa entre ambos dibujos". Aunque el parecido entre ambos diseños es incuestionable, Roció Cañero se encontró con un problema que ha hecho que sus denuncias no puedan ser llevadas ante un juez: sus imágenes no habían sido registradas legalmente, aunque habían sido publicadas en un periódico de distribución gratuita meses antes de que la firma lanzara las camisetas.
Juzgad vosotras mismas, puesto que ningún juez lo va a hacer. Los dibujos de arriba son de Rocío Cañero, mientras que las imágenes de abajo corresponden a las camisetas de Zara. ¿Plagio o casualidad?
Copycat: plagios en la moda

Un caso similar ha ocurrido con el diseñador Marc Jacobs, que fue acusado de plagio por un artista desconocido. Sin embargo, el desenlace ha sido bien distinto: Göran Olofsson, hijo del ya fallecido artista sueco Gösta Olofsson, se puso en contacto con el diseñador para discutir el indudable parecido entre el pañuelo que diseñó su padre (a la derecha) y el creado por Jacobs (a la izquierda). Parece que todo se ha solucionado mediante un acuerdo económico, por lo que el pañuelo continuará distribuyéndose.
Copycat: plagios en la moda

Una de las firmas que padece con más fuerza la piratería es Louis Vuitton. Ya hablamos de la denuncia que puso a Britney Spears por usar una imitación de sus bolsos en un videoclip y ahora os contamos que, una vez más, la firma volvió a resultar vencedora en los juzgados. La marca de lujo ganó la denuncia que interpuso contra Carrefour y Creaciones Jugavi, encargada de la fabricación e importación de los neceseres que fueron el detonante de la denuncia. Los artículos se distribuían bajo la marca Damero, y combinaban estampados con una sucesión de cuadros con los colores característicos de la firma. La sentencia reconoció que Carrefour había vulnerado el derecho sobre la marca de Louis Vuitton, que tiene registrada la propiedad de la misma desde 1888.

Por último, dos modelos acusadas de plagio. Heidi Klum fue denunciada por la firma de joyería Van Cleef and Arpels. La marca asegura que los diseños creados por la modelo (los de la derecha de la imagen) son demasiado parecidos a su línea Alhambra (a la izquierda), que crea piezas con forma de trébol.
Copycat: plagios en la moda

Mientras tanto, Erin Wasson se enfrenta a una acusación similar. La modelo ha creado unas joyas para Alexander Wang, diseñador para el que ejerce de estilista. La diseñadora de joyas Bliss Lau ha denunciado que sus joyas se parecen, sospechosamente, a las creadas por la modelo. La foto de la izquierda responde al collar de Bliss Lau, mientras que la de la derecha pertenece a Wasson. ¿Qué crees tú?

Copycat: plagios en la moda

Continúa leyendo...

COMENTARIOS