El cárdigan XS que las 'insiders' han adoptado este verano

Lejos de su carácter más invernal y cálido, el cárdigan se construye con menos longitud y mayor margen para lucir piel al más puro estilo veraniego. Siendo Jacquemus su principal precursor, esta prenda ya se ha convertido en todo un must entre las insiders de moda.

Con mil tipologías, puedes llamarla cárdigan, rebeca o chaqueta de punto, da lo mismo, todas sabemos de lo que hablamos. Rápidamente es escuchar este término y en nuestras cabezas se dibujan prendas típicas del invierno de lo más acogedoras y cálidas. 

Ya sea una pieza de punto más fina o más gruesa, quizás de lana, cashmere o mohair, y manga larga, esta prenda está hecha por y para el entretiempo y el otoño-invierno. Es una chaqueta con una utilidad muy concreta y, además, posee un carácter tan singular que ha llevado a distintas prescriptoras de moda de todo el mundo, incluso, a convertirlas en parte de su uniforme diario. 

Ese encanto asociado al estilo parisino de origen ha llevado a que, este estilo french, se convierta en una de las características más destacables que suelen mencionarse cuando se habla de un cárdigan, además de su versatilidad

No obstante, cuando hablamos de otros rasgos hacia esta rebeca la historia cambia. Aunque rasgos como la sensualidad también tiene cabida, pocas veces se suele relacionar esta pieza con el sexy más puro, el que implica mostrar una buena cantidad de piel. Más bien, tendemos a asociarla con una categorización más romántica y elegante, propia de las parisinas que la instauraron como su must-have de armario.

compree jacequemuss
Jacquemus

Ahora bien, ¿por qué hemos llegado a asociar esta prenda, o al menos, la hemos mencionado, con un carácter más sensual? Todo viene de mano de la última colección de Jacquemus y el Street Style de Copenhague.

En dicha colección otoño-invierno 2021/2022, su director creativo, Simon Porte, decidió llevar al público a los rincones más gélidos y a un escenario de montaña inolvidable. Allí expuso su nueva colección en la que desarrolló un sorprendente contraste entre temporada estacional y el tamaño de la ropa, siendo los cárdigans una de las piezas más comentadas por su reconstrucción en crop top.

jacquemus
Jacquemus

A modo de top cortinilla, la cárdigan dejaba atrás su carácter más invernal y se abría sujetándose únicamente por un fino hilo o cadena, restándole cualquier tipo de espíritu naíf y sumándole enormes dosis de sensualidad y erotismo. 

A través de esta reconstrucción, Jacquemus vuelve al estilo más retro con estos cardigan a modo de los top cortinilla que ya utilizaron tiempo atrás celebridades como Bella Hadid o Meghan Fox. Ahora, esta moda se traslada a la calles, donde ya hemos podido valorar los primeros atisbos de esta tendencia de cardigan crop.

Entre sus máximas, está la Semana de la Moda de Copenhague, centro de muchas nuevas tendencias y con un variado catálogo de estilismos en su Street Style, el cardigan crop ya se ha abierto paso entre ellos.

En materia de longitudes y medidas, se estima un largo común que se mueve entre el final del pecho y el inicio de la cintura, principalmente de manga larga y con dos botones diminutos que actúan como cierre, provocando un efecto abierto que permite que la rebeca se ajuste al cuerpo. Una forma que nada tiene que ver con su tradicional intención de cárdigan mullido y envolvente, y que, por dicho motivo, presenta una difícil adaptación y acogida general.

Si eres de las más atrevidas y quieres fichar por este tipo de cárdigan, te aconsejamos que te sumerjas en las redes para encontrar las prendas esenciales de tu colección de invierno con las que combinar esta nueva trend

Es el momento de seguir el dictado fashion que ya han lanzado las prescriptoras este verano de 2021. Desde Emili Sindlev, pasando por Jenny Walton, hasta Linda Tol, muchas han sido las insiders que han seleccionado esta arriesgada prenda de cara al verano más fresco y que tú, puedes copiar, de aquí al otoño más próximo.

Fátima Moyano

Fátima Moyano

Periodista casi sin querer, queriendo más que nunca al periodismo. Sin la moda, un buen café y mi playlist favorita de los 2000's no podría levantarme cada mañana. Amante del papel, pero escribiendo en digital. Un día descubrí la Alta Costura y desde entonces supe que no quería trabajar en otro sector. ¿Entre mis sueños? Un amanecer en París, con vistas al Sena y un croissant recién horneado cerca, soy una foodie empedernida que le voy a hacer.

Continúa leyendo