El esmoquin cumple 150 años

El esmoquin, prenda masculina por excelencia ya tiene 150 años. Hacemos nuestro particular homenaje repasando su historia y manual de uso.

Angelina Jolie

El esmoquin, también conocido por los británicos como tuxedo o dinner jacket, es el traje con el que se solían ataviar los caballeros del siglo XIX para asistir a cenas en las que se permitía fumar. De ahí su denominación inglesa, smoking. Esta prenda, que en la actualidad solo se utiliza por la noche, acaba de cumplir 150 años. El primer esmoquin lo llevó Eduardo VII, príncipe de Gales, en 1861 y estaba confeccionado por la prestigiosa sastrería Savile & Row.

Fue en 1966 cuando Yves Saint Laurent creó el esmoquin de mujer. La idea era otorgar a las féminas el mismo poder que ya tenían los hombres en la sociedad de los años 60, a través de una prenda de trabajo típicamente masculina. Fue un paso más hacia la equiparación de sexos tras el fin del encorsetamiento, obra de mademoiselle Coco Chanel.

Ahora, mujeres como Jennifer Aniston, Angelina Jolie y la explosiva Monica Bellucci lo lucen sin pudor. Y diseñadores como Dolce & Gabbana se rinden a sus pies y le dedican colecciones enteras como la de este invierno.

Manual de uso

Desde la firma de moda SOLOiO nos indican que "aunque el esmoquin siempre ha sido un traje negro de alpaca, las camisas con las que hoy se suele utilizar varían: pueden ser de hilo o de popelín blanco, plisadas o lisas y siempre los puños de las mangas han de ser dobles o de tipo francés para facilitar el uso de gemelos".

"Normalmente, el cuello se anuda con una corbata de pajarita de seda. También es habitual complementar el atuendo con chaleco o con fajín haciendo juego con la mencionada pajarita (aunque si se usa el chaleco, el protocolo aconseja no ponerse fajín)", nos recomiendan en SOLOiO.

Lo último en materia de esmoquin es llevar chaquetas de terciopelo. Verde botella, azul medianoche, granate o morado son los colores estrella de esta prenda que continuamente se reinventa.

Etiquetas: chaquetas, smoking

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS