Este es el único accesorio vintage que necesitas este verano

Considerada viejuna y aburrida, la tradicional cadena que permite evitar que se caigan las gafas se ha convertido en el básico de cualquier fashionista. Te explicamos por qué no hay manera de prescindir de ella esta temporada.

Cadena gafas
Instagram: @_bianko

Su desuso lo habían directamente enviado al baúl de los objetos que nunca jamás tenían que volver. Pero como es bien sabido, la moda nunca entierra para siempre una tendencia, por muy inesperada que sea (el regreso de la riñonera es sin duda alguna el caso más evidente). La tradicional cadena de gafas, que asociábamos hasta hace poco a nuestra querida abuela, se ha convertido en un must-have en 2018.

Algunos diseñadores como Miguel Marinero o Balenciaga habían tanteado el terreno hace un par de temporadas, y lo cierto es que su llegada al street style ha sido tan imparable como impresionante primero en Nueva York, y posteriormente en Londres y en las demás capitales de la moda. Como no podía ser de otra manera, las famosas se subieron al carro de la tendencia: Bella Hadid apostó por una cadenita dorada y fina, la pasada primavera. La cadena de gafas, además de su increíble comodidad (todo hay que decirlo), aporta un aura especial a cualquier look, un delicioso toque de otro siglo que completa de maravilla tu outfit diurno, de preferencia.

¿Cómo llevarlo? La regla básica: evitar a toda costa el total look anticuado. La suma de la falda de cuadros, camisa abotonada hasta arriba y cordón es definitivamente equivocada. Apuesta mejor por una camiseta oversize con una falda midi y un par de tacones o plataformas. ¿Quieres aún así lucir un traje tradicional o un conjunto basiquísimo de vaqueros y camiseta? Aportará el toque justo de excentricidad. Convierte además en prescindible cualquier accesorio: olvídate de lucir pendientes XXL o un collar vistoso, vestirán de por sí tu cuello y orejas.

¿Qué modelo elegir? Discreto o vistoso, tú eliges, pero lo que queda clarísimo es que se adapta a cualquier estilo, desde el más sencillo al más original. Te recomendamos aún así privilegiar los cordones originales: en tejidos como la seda o el algodón, detalles de flores o perlas, e incluso brillos. Ya que optas por él, que no pase desapercibido. También damos el ok a los de oro o plata, ultrafinitos, que pueden aportar un plus de elegancia y por supuesto los de plástico en tamaño XXL.

La elección de las gafas es también clave. Opta preferiblemente por un modelo extravagante o incluso vintage: las gafas redonditas de John Lennon con una montura carey o un par en forma de ojos de gatos “elevarán” tu look en medio segundo. Las gafas graduadas, que tanto arrasan entre las famosas, también son una perfecta excusa para lucir el cordón. ¿La apuesta ganadora? Las gafas con puente tipo aviador que reforzarán el aspecto vintage.

Algunas firmas se especializaron en su fabricación, es el caso de Frame Chain o Le Petit Cordon, que presentan modelos con perlas y metales que te animarán a salir de la zona de confort. Las casas de alta costura como Chanel también favorecieron el come-back del accesorio, con cadenas combinables a gafas.  Este verano, cuelga tus gafas a tu cuello y arrasa vayas donde vayas. ¿Quién dijo que era pasado?

CONTINÚA LEYENDO