Hijas de las estrellas, estrellas de la moda

Son hijas de célebres cantantes, actores y actrices que han querido hacer carrera en el mundo de la moda como diseñadoras o modelos. Sin dudar de su talento, no podemos negar que su destino ha venido marcado por las estrellas (literalmente, además).

Ariadna Ferret/11 de julio de 2008

En la Antigua Grecia existía la creencia de que el futuro de las personas no dependía de sus decisiones ni de sus actos, sino que estaba irremediablemente marcado por el destino. De ahí las famosas tragedias griegas de Sófocles o Esquilo en las que los protagonistas se ven superados por su sino, al que deben enfrentarse fatalmente a pesar de su resistencia.

Esta concepción clásica es completamente opuesta al ideal moderno del "self made man". En un mundo industrializado y sobrepoblado en el que la competencia es feroz y uno debe formarse y escalar puestos en la red social, la idea del destino no tiene cabida puesto que arrebata todo el mérito a nuestro fuerzo personal. Sostener que todo lo que hemos conseguido venía determinado por las estrellas resulta prácticamente ofensivo. Aunque en algunos casos, se introduce la duda:

¿Sería Stella McCartney una reputada diseñadora si su padre no fuera el ex Beatle Paul McCartney?

Hijas de las estrellas, estrellas de la moda Desde luego, a Stella no le falta talento, pero haber tenido a un padre famoso, respetado y bien conectado, seguramente la ayudó mucho en sus inicios. Hay mucha gente con talento que se queda en el camino. Además de talento, hay que tener suerte (de nuevo, algo que no depende de nosotros). Hay que estar en el lugar perfecto, en el momento correcto, como se dice vulgarmente. Y parece que nacer en el seno de una familia famosa asegura esta conjetura. Al menos, en lo que a moda respecta.

Son hijas de célebres cantantes, actores y actrices que han querido hacer carrera en el mundo de la moda como diseñadoras o modelos. Sin dudar de su talento, no podemos negar que su destino ha venido marcado por las estrellas (literalmente, además).


Stella McCartney
Su pasión por la moda comenzó de muy joven. A los 12 años, la hija de Paul McCartney confeccionó su primera chaqueta, y a los 15 consiguió (o le consiguieron) un puesto de prácticas en nada menos que la maison Christian Lacroix. En 1995, se graduó en la prestigiosa escuela de moda londinense Central Saint Martins College. Para presentar su colección de final de carrera, contó con las modelos Naomi Campbell y Kate Moss. El desfile salió en todos los periódicos y Stella vendió la licencia de sus diseños a las tiendas de moda más prestigiosas: Bergdorf Goodman, Neiman Marcus y Browns. En 1997, sustituyó a Karl Lagerfeld como directora creativa de la firma francesa Chloé, puesto que ocupó hasta el año 2001. Durante ese periodo, diseñó el vestido de novia de Madonna para su boda con Guy Ritchie en 2000.

Lou Doillon
{youtube}rJFFJnaOzVE&hl{/youtube}

Con una madre como Jane Birkin, que tiene un bolso de Hermès que lleva su nombre, Lou Doillon no podía más que tener una relación privilegiada con la moda. Ha sido imagen de Givenchy, de Morgan y de la línea de ropa de la modelo Milla Jovovich. Además, en 2007 lanzó una colección para la firma Lee Cooper, una colaboración que se mantiene en la actualidad.

Mamie Gummer
Hijas de las estrellas, estrellas de la modaAunque no nos suene de nada su nombre, Mamie Gummer es la hija de Meryl Streep y se ha propuesto convertirse en una gran modelo. De momento, ha conseguida captar la atención de la firma francesa Gérard Darel que la ha contratado como imagen para su última campaña que han realizado nada más y nada menos que los reputados fotógrafos Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin.

Zoe Kravitz
Todavía no ha cumplido los 20 años pero Zoe Kravitz, la hija del cantante Lenny Kravitz, ya ha participado en varias películas y ha sido portada de las revistas de moda más prestigiosas.




Continúa leyendo...

COMENTARIOS