¿Hacia dónde va la moda? Los expertos hablan

El futuro, al descubierto

 

haciadndmaritheSiempre estamos hablando de moda desde el punto de vista estético (¡el que más nos gusta!), pero de cuando en cuando no está mal echar un vistazo a lo que dicen los teóricos de la moda sobre su evolución. ¿Teóricos de la moda?¡Claro que sí! Un negocio ?y un placer- como éste tiene que tener detrás sus dosis de investigación y análisis. Durante la celebración de Bread & Butter Barcelona acudimos a una conferencia organizada por la prestigiosa Worth Global Style Network, una compañía líder en estudios de moda en todo el mundo, donde pudimos conocer las directrices de este maravilloso mundo fashion para los próximos cinco años. Puede que parezca un mundo muy frívolo, preocupado por lo superficial y tremendamente vacuo, pero lo cierto es que la moda y todo lo que la rodea lleva un gran trabajo detrás. Al consumidor final sólo llega la parte más lúdica, pero antes de que una prenda se coloque en las estanterías de esa carísima boutique o de una gran cadena low cost, se han realizado multitud de estudios previos. Un producto no sale de la nada; mucho antes hay que analizar las tendencias, hacer investigaciones de mercado, en la calle? Y a eso se dedica Worth Global Style Network, una empresa internacional que es hoy ya toda una herramienta imprescindible firmas de toda índole, empezando por cadenas como Zara, y continuando por otras como Diesel, Nike o el mismísimo grupo LVMH.

 

Con sus más de 200 profesionales y 35.000 suscriptores repartidos por todo el mundo, WGSN analiza las costumbres de los consumidores, del ciclo de vida de un producto y de las tendencias venideras. Fundada en el Reino Unido en 2008 por Julian y Marc Worth, es hoy una de las fuentes imprescindibles para los profesionales. Durante la celebración del pasado Bread & Butter esta compañía ofreció una interesante conferencia donde mostró las claves que cambiarán la moda en los próximos cinco años. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te las desgranamos en exclusiva.

 

haciadndcheap1. Adiós a las temporadas. Quizá ésta sea la tendencia más obligada por culpa del inminente cambio climático: poco a poco, las estaciones se van a ir difuminando de manera que terminarán por desaparecer. Los diseñadores ya no se guían por estaciones ?hasta hace poco, dos al año-, sino que sus creaciones cada vez son más atemporales. Se tiende a las prendas de entretiempo, excepto en la ropa de abrigo o baño, e incluso se mezclan entre sí sea cual sea la época. Las firmas ahora lanzan hasta seis y ocho temporadas al año, alentadas por la atemporalidad (ya hemos visto el auge de las colecciones crucero) y por la necesidad de acercarse a la velocidad de tiendas de fast fashion como Zara o H&M. Los colores también han dejado de ser exclusivos del otoño o del invierno, y los creadores utilizan sin ningún problema tonos vibrantes y hasta flúor en pleno otoño, o los apagados ocres para colorear la primavera.

 

2. Llega la slow fashion. Por otra parte, y en el extremo opuesto de lo que acabamos de ver, hay otra tendencia que ralentiza la moda. Se dará únicamente en la alta costura, y afectará a esos diseñadores que no se quieren atener a los acelerados ciclos de la moda. Muy al contrario, se acercarán casi a la labor de la tradicional sastrería tradicional a medida, creando prendas prácticamente por encargo o sólo cuando les apetezca. Un buen ejemplo sería la línea Privé de Armani o, dentro de España, la creadora Carmen March.

 

3. Aparece un nuevo concepto de lujo. ¡Y es que un mundo en recesión obliga a moderarse hasta a los más ostentosos! Lo acabamos de ver en el último desfile de Galliano para Dior de alta costura, pero lo cierto es que hace años que la suntuosidad tiende a desaparecer. Basándose en un concepto de lujo humilde que los japoneses conocen como ?iki?, lo que se fomenta es la belleza discreta, las formas perfectas pero poco llamativas y la gran calidad. Se acabó la logomanía y la exhibición gratuita de marcas y logotipos; esta nueva sensibilidad busca la sofisticación y una aproximación más intelectual al diseño sin hacer grandes alardes.

 

vivienne westwood4. El estilo lo es todo. Sin estilo propio no hay moda que valga. La ropa ya no se lleva puesta como un elemento que nos cubre de la desnudez, sino que cada usuario aporta su personalidad y su carisma a su indumentaria. Sí, hay tendencias comunes que todos llevaremos, pero un estilo personal fuerte y determinante harán de cada look un mundo distinto y absolutamente original.

 

5. Moda+ecología=ecuación perfecta. Hasta hace unos años, el activismo ecológico era considerado una rareza de cuatro hippies exaltados, pero ahora el eco activismo ya es un hecho hasta dentro de la pasarela. No hay más que pensar en diseñadores como la mismísima Stella McCartney, Maison Martin Margiela, Vivienne Westwood o echar un vistazo a las firmas de las cuales te hablamos hace tiempo de corte absolutamente green. Ecología y glamour van de la mano en una moda cada vez con más conciencia y ganas de involucrarse con el mundo en el que vive. ¿Alguna pista más inmediata para el futuro? Aprovechando que podíamos contar con la experiencia de varios grandes expertos en moda, preguntamos un poco por las tendencias más inmediatas en cuanto a tendencias de cara a los próximos años. Y no lo dudaron: ¡jeans jeans y más jeans! Eso sí, en su versión más gastada, usada y hasta con acabados como el nevado, que con tanta fuerza está volviendo. El futuro más cercano de la moda está tejido en tela vaquera.

Etiquetas: zara

Continúa leyendo...

COMENTARIOS