Imágenes top que las estilistas de moda suben a su Instagram (día sí y día también)

Las estilistas son de erre que erre y recrean en Instagram la vida de supuesto lujo que nos quieren hacer creer que viven en carne propia. Estas cosas son las que siempre, indefectiblemente, retratan a través de su Instagram.

imaxtree
Estilista dicharachera dispuesta a subir su vida y milagros a Instagram/ Imaxtree.

- Las estilistas de moda suben fotos de sus mascotas: gatos, pero sobre todo perros, mayormente de raza, teckels de pelo duro o labradores.

- También retratan las mesas a las que han sido invitadas puestas, sobre manteles de hilo, con vajillas de porcelana, cristalería y platería, de esas que parecen sacadas de una película de época (da igual de qué época, pero de época). Las estilistas se quedan maravilladas con un buen juego de porcelana, maravilladas total y como la mesa esté decorada con velas entran en éxtasis.

- Y esa es otra, las estilistas flipan con las velas, les encantan, sobre todo si son de Dyptique o de Cire Trudon, las retratan, comentan su perfume, todo el rato...

- Ramos de flores. Están fascinadas con eso también. Las flores pueden ser las que una firma les ha mandado agradeciéndoles que hayan sacado sus productos en una producción o cualquier ramo de flores que se les ponga a tiro, esté colocado este donde esté. Las estilistas de moda nos demuestran con ello que son personas con un gusto delicado. Les encantan los ramos campestres y casuales, pero también los bouquets a la francesa. Y si pasan por delante de una floristería hipster, de esas que ahora están tan de moda, pues se retratan delante del escaparate. Irremediablemente.

- Retratan los paisajes de las producciones o los de sus fines de semana en la sierra (o en el Rastro): un desierto, unas olas, una cabaña en mitad de un bosque, un zoco, un palacio de paredes descorchadas, un chiringuito… paisajes, paisajes a tope. Y pasan sin avisar de paisajes nevadísimos y de alta montaña a paisajes playeros o, mucho mejor, caribeños o surferos. Porque hay que pensar que toda estilista de moda lleva atrapado en su interior a una fotógrafa y les encanta viajar y todo lo exótico. A ellas las pones a hacer la ruta de la seda y se ponen la mar de contentas.

- Otras imágenes que suben insistentemente a Instagram: detalles de anticuario o que parecen de anticuario (dorados, volutas, capiteles, bodegones, ruinas), animales disecados, una cama desecha (la suya, la del hotel en el que están hospedadas en París, Nueva York o Milán…), a sus hijos (pero nunca se les ve la cara, los ponen de espalda… con eso las estilistas nos quieren demostrar que son mujeres de gusto, trabajadoras, pero también madres y esposas), el desayuno (ya sea pan con tomate y embutido en una casa rural pirinaíca; en plan de minicroissant y a la francesa o a la inglesa con huevos y demás, que esa es otra, las estilistas ven un bufé con huevos revueltos y ya les parece que están donde se merecen); exposiciones de arte y pilas de libros, castillos escoceses y chamizos formenterences; marisco, flipan con el marisco; muebles de diseño o detalles de deco en genera; copas de champán.

- Cuando se muere alguien de su altar de inspiraciones, suben una foto del finado, por ejemplo, que se muere David Bowie, pues foto que te subo. Que se muera Zaha Hadid, pues foto de la arquitecta, que se muere Courréges…

- También dan cuenta, a modo de homenaje personal, de los atentados terroristas perpetrados en alguna de las capitales de la moda. La foto siempre va con el lema je suis... lo que corresponda.

- Todavía las hay que suben fotos de bandejas de sushi. 

Salas VIPs de aeropuertos varios, cuando las vuelan en VIP que no es siempre…

- Nubes desde la ventanilla del avión.

- Tejados, así, tal como suena.

- Caballos. Como se les cruce uno por delante, allá que van a hacerle una foto. 

- Se retratan con sus amigos actores. Abrazados la mayoría de las veces.

- Se retratan con sus amigas blogueras y estilistas siempre sonrientes, siempre felicísimas. Son agotadoras. ¿De qué se reíran tantísimo? ¿Es que nadie lee los periódicos?

- Luego se retratan ellas, postureando delante de un espejo (el del ascensor de su oficina, por ejemplo) o tumbadas al sol y al borde de una piscina en L.A o, también, detalles de sus complementos: sus anillitos, su bolso de supermarca (Chanel, Gucci)

- Y hablando de anillitos, las estilistas de moda también suben a Instagram sus joyeros y sus tocadores. 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS