Kike Figaredo

Kike Figaredo Kike Figaredo o Monseñor Enrique Figaredo, sacerdote jesuita y Prefecto Apostólico de Battambang, es conocido como el Obispo de las sillas de ruedas por su labor humanitaria en Camboya. Primero en Tailandia y posteriormente en Camboya, Kike ha consagrado su vida a ayudar a los discapacitados en aquella zona del mundo. Las víctimas de las minas antipersona se han convertido en el objetivo de la mayor parte de sus esfuerzos y está al frente de varios proyectos destinados a recaudar fondos y a ayudar a este colectivo. La implicación de Figaredo en esta lucha le ha llevado a colaborar en la Campaña Internacional para la prohibición de las minas antipersona, que recibió el Premio Nobel de la Paz. Kike Figaredo funda en Phnom Penh en 1991 "La Casa de la Paloma" (Banteay Prieb), un centro en el que los niños mutilados por las minas antipersona reciben formación y en el que se, además, se han puesto en marcha talleres para que los propios mutilados construyan sillas de ruedas. En Battambang, Figaredo ha abierto las puertas del centro "Arrupe" y está al frente de múltiples proyectos educativos, de mejoras de infraestructuras... Además, Kike trabaja por el desarrollo de Camboya, participando activamente en varias ONGs y en la campaña en contra de las bombas de racimo. Entrevista a Kike Figaredo (PDF)

Kike Figaredo

Kike Figaredo o Monseñor Enrique Figaredo, sacerdote jesuita y Prefecto Apostólico de Battambang, es conocido como el Obispo de las sillas de ruedas por su labor humanitaria en Camboya.

Primero en Tailandia y posteriormente en Camboya, Kike ha consagrado su vida a ayudar a los discapacitados en aquella zona del mundo. Las víctimas de las minas antipersona se han convertido en el objetivo de la mayor parte de sus esfuerzos y está al frente de varios proyectos destinados a recaudar fondos y a ayudar a este colectivo. La implicación de Figaredo en esta lucha le ha llevado a colaborar en la Campaña Internacional para la prohibición de las minas antipersona, que recibió el Premio Nobel de la Paz.

Kike Figaredo funda en Phnom Penh en 1991 "La Casa de la Paloma" (Banteay Prieb), un centro en el que los niños mutilados por las minas antipersona reciben formación y en el que se, además, se han puesto en marcha talleres para que los propios mutilados construyan sillas de ruedas.

En Battambang, Figaredo ha abierto las puertas del centro "Arrupe" y está al frente de múltiples proyectos educativos, de mejoras de infraestructuras...

Además, Kike trabaja por el desarrollo de Camboya, participando activamente en varias ONGs y en la campaña en contra de las bombas de racimo.

Entrevista a Kike Figaredo (PDF)

Continúa leyendo...

COMENTARIOS