Lo que nos faltaba: el look Hare Krishna

Lo hemos detectado en algunas de las mejores colecciones del próximo invierno (2016/2017) presentadas hasta hace cinco minutos en París, Milán y Nueva York, es un look que parece inspirase en lo que en occidente llamamos 'harekrishnas' y alucina total, se va a poner de moda.

dd
Céline

Para entendernos, este look, el look harekrishnas, se compone de un vestido túnica en colores que van del amarillo al azafrán pasando, por el naranja o el color carne. Debe contener mucha tela (mucha, mucha) que se debería colocar encima del cuerpo como si de una túnica de senador romano (versión Hollywood) se tratara.  

Se puede vestir con pantalón ancho y largo o con falda larga y abundante. Y debería ser de textura rústica y aparencial rugosa (pero sólo en apariencia). 

Cuando te fijas bien, si embargo, descubres que, en el fondo, estas prendas grandilocuentes, son abrigos con cortes estratégicos y patrón aventurero. 

Por lo tanto, de lo que realmente se trata es de ser capaz de vestir de amarillo, o naranja, de pies a cabeza. Y eso sí, queridas parroquinas fashion, podría llegar a ser un auténtico problema fashion.

dd
Hare Krishna

Para sobrellevar este tipo de prenda hay pensar en, por ejemplo, mujeres como Marta Vacondio Marzotto, la abuela de las Borromeos, que siempre viste con caftanes y chales y chales y caftanes y siempre va enrollada en quilómetros de tela como si viniese directa de un cuento de las Mil y una noches y le queda fenomenal.

De ella se aprende también a moverse con soltura porque esa señora si quiere reírse se ríe, si tiene que hacer aspavientos los hace, no le teme a las muecas. Y esa es la lección que sacamos al verla: para vestir bien no hay que temer a las muecas. 

Este tipo de vestiduras, anchas, amplias, de colores exagerados, deben vestirse para ser movidos. Si eres sosa, si eres una parada, si eres pava, descártalos porque parecerás una pastora en un belén viviente.

No hay que vestirlos de noche, a no ser que sea para ir a la ópera o similar.

No los vistas en la Rambles de Barcelona porque si te cruzas con unos harekrishnas auténticos te morirás de la vergüenza.

No los vistas en la India ni en Lavapiés porque parecerá que vayas de camuflaje.

Vístelos para una boda si eres la madrina.

tema

No los mezcles con jeans porque parecerá que tengas miedo, que no te atreves.

No los mezcles con negro, porque parecerás un taxi.

A la hora de la vestir así, no pienses en los años ochenta, no pienses en Tino Casals, pero tampoco en Locomía.

Si no te atreves a ponerlo en práctica piensa, otra vez y siempre, en como resolverían este look mujeres como Tilda Swinton o Laura Ponte, que dicho sea de paso, siempre ha vestido maravillosamente pero últimamente se está superando en originalidad y en belleza.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS