Vídeo de la semana

La toalla de playa que ha obsesionado a las influencers ¡ya está a la venta en España!

Llega a España desde Copenhague y sabemos que va a conquistarte. Es supergrande pero ligera, fácil de transportar y rápida de secar. Además, se ha fabricado sin uso de plástico.

WAY
WAY

Se la hemos visto a Blanca Miró, los chicos de Cup of Couple, Veronika & Justin, Susie Bubble... Y es que no es una toalla cualquiera: la idea detrás de WAY vino tras innumerables intentos para encontrar una toalla que fuera lo suficientemente grande. ¿Una tontería? ¡Para nada! Además, es muy fácil de secar, ha sido diseñada para que sea fácil viajar con ella y permite ir a la playa por la mañana y viajar por la tarde con la toalla seca en la maleta. ¡Por fin! 

Cubre una tumbona entera. Además, tiene un lado frontal para tumbarse encima y uno trasero de gustoso algodón de rizo para secar la piel después del baño. Pesa y ocupa igual que un jersey fino. Implica ayudar a ahorrar agua, ya que el lavado de las toallas del club de playa o del hotel le cuestan al planeta millones de litros de agua cada día. 

La marca WAY solo usa materiales naturales. No se entrega en una contaminante bolsa de polietileno, sino en una funda de algodón 100% orgánico (que además sirve como bolsa para llevar, por ejemplo, el bañador húmedo, ya que cuenta con una película de cera de maíz natural que mantiene el resto de artículos secos). ¡Y no te lo pierdas! WAY colabora también con Take 3 For The Sea, una organización para recoger la basura de las playas a través de un programa sobre plástico y contaminación, y por cada toalla vendida, se forma a un estudiante. 

La toalla está disponible en la web de la marca y en las tiendas más selectas de moda e interiorismo, así como en concept stores, y está disponible en cinco colores diferentes. Tiene un precio de 120 euros.

Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo