Los bolsos vagina para imponerse en el metro

Rachel Feinberg diseña bolsos para contraatacar a los acaparadores de espacio en el transporte público.

Los bolsos vagina para imponerse en el metro

Rachel Feinberg es diseñadora graduada en Parsons y creadora de la firma de bolsos DAMNsel. También es una mujer con muchas horas de transporte público a sus espaldas en Nueva York, harta de los hombres que abren las piernas y ocupan demasiado espacio. Un buen día decidió contraatacar con creatividad y buen gusto y decidió crear bolsos con un motivo que nunca está de más reivindicar: el sexo femenino.

Los Pussy Pouch están pensados para que su usuaria se los coloque elegantemente entre las piernas y tenga excusa para separarlas y hacer notar a los usuarios masculinos de los transportes públicos lo molesto de esta costumbre. Por si el mensaje no queda claro, tienen forma de vagina.

En un mundo repleto de símbolos fálicos, los bolsos de Rachel son frescos y subversivos, además de piezas de calidad hechas a mano. Según la diseñadora, desafían la convención de que las mujeres deben cruzar las piernas, encogerse, ocupar poco espacio, “me di cuenta de que la postura de las mujeres en los transportes públicos era de miedo”, dice Feinberg en su web.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS