Mamen Mendizábal

Mamen Mendizábal   Periodistas como yo, doctoras, profesoras, ingenieras, arquitectas, abogadas .... Todas tuvimos la oportunidad de pasar por la escuela, de soñar con lo que queríamos ser de mayores, de superar lo que habían sido nuestras madres y abuelas. Pero los sueños no son sólo profesionales, la educación nos ha enseñado que las mujeres somos capaces, independientes, valiosas, que en nuestra diferencia está una fuente de riqueza enorme para el mundo en el que vivimos. Nadie se plantería en nuestra sociedad que las mujeres en bloque renunciaran a la educación para seguir siendo el motor de la familia. La mitad del mundo, y me quedo corta, no se puede permitir que sus hijas o sus mujeres no sepan leer ni escribir,. Escuela para todas no es sólo un lema, es un grito, un movimiento, una auténtica necesidad.          

Mamen Mendizábal

 

Mamen MendizabalPeriodistas como yo, doctoras, profesoras, ingenieras, arquitectas, abogadas .... Todas tuvimos la oportunidad de pasar por la escuela, de soñar con lo que queríamos ser de mayores, de superar lo que habían sido nuestras madres y abuelas. Pero los sueños no son sólo profesionales, la educación nos ha enseñado que las mujeres somos capaces, independientes, valiosas, que en nuestra diferencia está una fuente de riqueza enorme para el mundo en el que vivimos. Nadie se plantería en nuestra sociedad que las mujeres en bloque renunciaran a la educación para seguir siendo el motor de la familia. La mitad del mundo, y me quedo corta, no se puede permitir que sus hijas o sus mujeres no sepan leer ni escribir,. Escuela para todas no es sólo un lema, es un grito, un movimiento, una auténtica necesidad.

 

 

 

 

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS