Vídeo de la semana

Melania Trump se baja de los tacones para su última aparición

La primera dama de Estados Unidos ha visitado la estación de bomberos Company 9 con unas bailarinas en punta angular y vestido de popelín muy veraniego

Melania Trump mascarilla
Gtresonline

Creció en el seno de una familia de clase media en un modesto apartamento de Sevnica, en Eslovenia.  Su padre trabajaba como vendedor de coches en un concesionario, mientras su madre cultivaba cebollas en la granja de su familia y trabajaba en una fábrica textil. Con la mayoría de edad recién cumplida, Melania Knauss se mudó a Eslovenia para cursar los estudios de diseño y fotografía. Estudios que, como su carrera de arquitectura, duró poco. Melania lo dejó todo para dedicarse de lleno a la carrera de modelo, cuando el fotógrafo Stane Jerko quedó impresionado con sus ojos azules y su más de 1,80 metros de altura. En Italia consolidó su carrera como modelo y en 1995 cosechó la fama en las pasarelas de Nueva York. Poco después conoció al que sería su marido y una década después se convirtió en primera dama de Estados Unidos, no sin controversia.

Estrecha relación con los tacones

Desde su llegada a La Casa Blanca, el estilo de Melania es analizado con lupa en cada una de sus apariciones públicas. Con un rostro que parece haber encontrado el secreto de la eterna juventud y un peinado intachable, el estilo de la mujer del presidente de Estados Unidos pasará a la historia por una máxima: lo viral que se hacen sus propuestas de estilo. La relación de Melania con los tacones siempre ha sido carne de cañón para los medios de comunicación. Uno de los mayores escándalos fue en la catástrofe de Texas, cuando la primera dama escogió unos tacones de vértigo para visitar la zona afectada por el huracán Harvey. Un conjunto que provocó un revuelo en Twitter y un debate nacional que no llegó a nada.

Bailarinas planas de Roger Vivier

En solitario y con mascarilla (como mandan las autoridades) Melania visitó la estación de bomberos Company 9, para agradecer en primera persona el trabajo que está realizando el cuerpo de bomberos a causa de la pandemia. Una cita donde también ayudó a repartir material sanitario y comida entre los ciudadanos de Boston. La elegancia que le caracteriza contrastaba radicalmente con los coches de bomberos que estaban aparcados. Pero, esta ocasión es diferente. Pocas son las veces que hemos podido ver a la mujer de Donald Trump en zapatos planos, pero cuando lo hace su propuesta de estilo es deslumbrante. Bailarinas en blanco impoluto -de inspiración setentera- terminadas en punta con adorno circular en relieve y revestidas en piel de cabrito. Un modelo fabricado a mano que ha combinado a la perfección con un vestido muy veraniego de la marca Rachel Roy, una de sus firmas de cabecera.

Vestido de Rachel Roy

Vestido de Rachel Roy Melania
Renttherunway

En pleno mes de julio y con la subida del mercurio hasta (casi) los 40 grados en Estados Unidos, supone el momento perfecto para apostar por este vestido largo confeccionado en popelín, de cuello camisero e hilera de botones que ascienden desde el bajo de la falda hasta el escote. Una propuesta impresa en rayas azules sobre fondo blanco y que se ajusta a la cintura con un lazo de corte asimétrico hasta el bajo.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo