Moda primavera-verano 2011: humor y buena suerte

Este verano estamos de suerte. Por mucho que la crisis quiera estropearnos las vacaciones, el Pacífico Sur será nuestro próximo destino, o al menos eso es lo que Dior quiere que pensemos.

Prada primavera-verano 2011

Este verano estamos de suerte. Por mucho que la crisis quiera estropearnos las vacaciones, el Pacífico Sur será nuestro próximo destino, o al menos eso es lo que Dior quiere que pensemos. Propone un estilo marinero pin up: minivestidos de ligeras telas con estampados jungle y generosos escotes cubiertos con parkas oversize que, junto con los pantalones de algodón cuatro tallas mayores de lo habitual, dan a sus diseños un toque masculino que resulta magníficamente complementado con su look ultrafemenino repleto de coloridísimos accesorios.

Marc Jacobs, por su parte, nos lleva de la mano hacia el verano con sus glamurosos y setenteros diseños, basados claramente en las creaciones de un Yves Sain Laurent aderezado con azúcar caribeño. Las grandes orquídeas o las pamelas que en ocasiones aparecen dobladas hacia arriba evocando a los corsarios de los mares del sur, y sus majestuosos cinturones de cuero atados a la cintura, son el centro de su universo.

Para aquellas que no tengan pensado hacer ningún crucero, Prada propone una mujer urbanita, auque con cierto aire a Carmen Miranda, eso sí. El espacio del desfile nos traslada al metro neoyorquino, y las mujeres desfilando con sus grandes bolsos y sus amplias chaquetas, parecen estar dispuestas para ir al trabajo y comerse el día. Mezcla las grandes rayas con atrevidos estampados y cierto aire mexicano, espolvoreado con un estilo años 20 palpable en sus originales estolas, sus maravillosos zapatos trenzados en rafia o la onda del flequillo en las modelos.

Por último, aquellas que sepan que se quedan en la ciudad de todas, todas, sabed que siempre nos quedará Juanjo Oliva, que nos presenta una mujer elegantísima. Su colección está compuesta por amplios y asimétricos tops, y por grandes drapeados. Sus vaporosas sedas se iluminan con los colores de la temporada, que se mezclan sin ningún complejo en todos sus conjuntos. Después de todo, la ciudad en verano tampoco está tan mal, no hay atascos, ni estrés, porque la gente se ha ido al Caribe.

Etiquetas: dior, prada

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS