Moda y aceleración

Margarita Rivière apunta, como siempre, ideas muy interesantes el el prólogo del recientemente reeditado "Diccionario de la Moda. Los estilos del siglo XX" (DeBolsillo). Este fragmento que transcribimos pretende animar a todas las amantes de la moda a que se hagan con este documento imprescindible que debería estar en los estantes de cualquier casa civilizada.

Diccionario de la Moda

"El siglo XXI nace con una enorme carga en la dimensión de la instantaneidad: todas las modas de todas las épocas son posibles, todas están a nuestra disposición (en el superarchivo de internet). Todas las modas y sus estéticas pueden influir en los individuos del presente. Esto es lo que ha pasado y está pasando con el gran peso que los diversos estilos y modas del siglo XX tienen sobre estos primeros años del siglo XXI. Este libro puede ser útil para calibrar esta influencia.Cerré mi archivo el primer día del siglo XXI. Efectivamente el siglo XX da muchísimo de sí, fue muy creativo tanto en la materia prima como en las formas y en la difusión de las modas. Y tiene, lo subrayo, la mayor influencia en el siglo XXI.

Quienes hemos visto y vivido cosas tan rupturistas como la minifalda o el biquini, la liberación de las mujeres y la de los hombres (que encarnaron los Beatles y los Rolling Stones, entre otros) y el redescubrimiento del unisex, difícilmente encontramos hoy mucha novedad vestimentaria, dicho sea con toda sinceridad. Hasta finales del siglo XX moda del vestido y novedad iban juntas. La moda se enorgulleció entonces de ser la expresión máxima de creatividad próxima y asequible.

La creatividad del siglo XXI prioriza la tecnología, la economía y la aceleración. El siglo XX además de ser lento resultó creativo, democrático y novedoso. Éste es el misterio que guarda este libro de secretos de un pasado interesante que hoy se reinterpretan, a veces sin acierto". Lo dicho, háganse con el libro, desacelerense  disfrútenlo. Merece mucho la pena.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS