Old is gold: moda más allá de los 70

Son blogueras, modelos, protagonizan campañas y pasan de los 70 años. Sus valores son el humor, la libertad y, por supuesto, la experiencia.

old ladies rebellion

Como en La fuga de Logan, aquella película futurista de los sesenta en la que los ciudadanos tenían que abandonar la comunidad cuando dejaban de ser jóvenes, la varita mágica de la publicidad ha hecho desaparecer a las mujeres de cierta edad. Incluso los anuncios de cremas antienvejecimiento y compresas antiincontinencia los hacían mujeres a las que les quedaban veinte años para empezar a necesitar todas esas cosas. Hasta ahora. Modelos y blogueras octogenarias, campañas y documentales dedicados a ellas nos recuerdan el magnetismo de la despreocupación, la experiencia y el conocimiento de una misma que solo puede llegar con la vejez.  

Iconos de largo recorrido

"¿Por qué no deberían contratarme para anunciar zapatillas? A nosotras las damas de cierta edad nos encanta el calzado plano", dice con altas dosis de sarcasmo británico la modelo de 86 años Daphne Selfe sobre su campaña para la colaboración entre Vans y & Other Stories. Daphne es probablemente la más célebre de un escogido grupo de modelos que pasan los 70. Ella y otras colegas, como Carmen Dell'Orefice (84 años) o Eveline Hall (de 71), trabajan para revistas y marcas ahora más que a los 30, incluso anunciando zapatillas de skater. "La colección es para cualquier mujer que se sienta cómoda con ella. En general trabajamos con la diversidad de edad, sexual o racial desde que empezamos. Me encanta que esta se haya convertido en una actitud generalizada", dice Nicole Wilson, diseñadora de & Other Stories, una marca que ya ha contado con la socialité nonagenaria Iris Apfel, uno de los grandes iconos de la industria pasados los 90 años. Este mes estrena un documental dirigido por Albert Maysles. Christy Turlington dijo recientemente que es bueno que el mundo se acostumbre a ver mujeres, no solo chicas, y parece que las marcas se mueven en esa dirección. Últimamente hasta Céline e Yves Saint Laurent han escogido a bellezas con largas y apasionantes vidas a sus espaldas para sus campañas: la escritora Joan Didion y las cantantes Marianne Faithful y Joni Mitchel, respectivamente. 

Céline

Soy bloguera

"La gente tiende a olvidar que mi generación cambió los roles y estuvo en la vanguardia de la liberación de la mujer. Ahora desafiamos la idea de que a partir de cierta edad eres invisible y tienes que dejar de reinventarte a ti misma. Creo que es inspirador para mucha gente que teme envejecer". A sus 61 años, Lyn Slater es bloguera de moda, además de profesora en la Universidad de Nueva York. Slater no encontraba ningún espacio en Internet que respondiese a su visión intelectual de la moda.

Un buen día, en Montreal, nada más y nada menos que la bloguera Garancé Doré, loca por el estilo de Slater, le hizo una foto que publicó. "Llegué a casa y escribí el primer post de mi blog Accidental Icon". Lyn es algo escéptica respecto a que la dictadura de la juventud se esté disipando: "Mi actitud es un poco cínica y creo que esta tendencia tiene más que ver con el mayor poder adquisitivo de las mujeres de mi edad. Pero también creo que este es un momento excitante para la moda porque se están derribando algunas barreras".

Los ángeles de Ari

Uno de los admiradores más célebres de Slater es el también bloguero Ari Seth Cohen y ella le atribuye parte del mérito de convertir a las abuelas en prescriptoras de estilo. Cohen, fotógrafo de 32 años, lanzó el blog Advanced Style en 2008 para volcar en él toda su fascinación por las arriesgadas, chic y personalísimas señoras neoyorquinas de más de 65 años. A algunas como a la pelirroja Ilona Royce Smithkin, que pasa los 90, o a la bella Joyce Carpanti, las ha convertido en auténticas estrellas y protagonistas del documental también titulado Advanced Style, que sigue la vida de siete de estas musas de entre 62 y 95 años.

Señoras que son iconos

Los estereotipos positivos que acompañan a la vejez –la acumulación de experiencias y un sentido del humor desinhibido y de vuelta de todo– han permanecido ocultos hasta ahora para el mundo de la moda y la belleza. Pero para diseñadores como la francesa Fanny Karst suponen un motor creativo. "A la gente siempre le ha parecido raro que solo quiera vestir a señoras mayores, incluso ahora que es tendencia. Ellas son libres, desafiantes, con sentido del humor e identidad", dice Fanny, cuya marca Old Ladies Rebellion anticipó una tendencia que triunfa. Una de las camisetas de Fanny reza: Old is the new black (Lo viejo es el nuevo negro). Y el mundo le da la razón.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS