Rosa Montero

ROSA MONTERO Fotógrafo: Anna Löscher Según datos de Unicef y Save the Children, en países en vías de desarrollo y socialmente inestables, acosados por guerras, hambrunas y diversas violencias, educar a los niños es una de las herramientas más eficaces para mejorar su tasa de supervivencia. Es decir, la educación supone literalmente su salvación. Partiendo de esa frontera pavorosa que separa la muerte de la vida, lo demás viene por añadidura: al educar a esos niños se les da la posibilidad de llevar una vida más sana, de alimentarse mejor, de poder desarrollase físicamente con normalidad.   La educación les da la conciencia de su propia dignidad, el conocimiento de sus derechos y las armas intelectuales para luchar por ellos. Y les proporciona una base profesional para ganarse la vida. Si a todo eso añadimos que el proyecto de Marie Claire se centra en las niñas, que son doblemente discriminadas y humilladas, doblemente víctimas (son las más maltratadas, las que reciben menos comida en la familia, las que gozan de menos cuidados médicos, etcétera), es evidente que estamos ante un programa esencial a la hora de intentar paliar siquiera un poco el dolor de este mundo.

ROSA MONTERO

rosamontero_dentro

Fotógrafo: Anna Löscher

Según datos de Unicef y Save the Children, en países en vías de desarrollo y socialmente inestables, acosados por guerras, hambrunas y diversas violencias, educar a los niños es una de las herramientas más eficaces para mejorar su tasa de supervivencia. Es decir, la educación supone literalmente su salvación. Partiendo de esa frontera pavorosa que separa la muerte de la vida, lo demás viene por añadidura: al educar a esos niños se les da la posibilidad de llevar una vida más sana, de alimentarse mejor, de poder desarrollase físicamente con normalidad.

 

La educación les da la conciencia de su propia dignidad, el conocimiento de sus derechos y las armas intelectuales para luchar por ellos. Y les proporciona una base profesional para ganarse la vida. Si a todo eso añadimos que el proyecto de Marie Claire se centra en las niñas, que son doblemente discriminadas y humilladas, doblemente víctimas (son las más maltratadas, las que reciben menos comida en la familia, las que gozan de menos cuidados médicos, etcétera), es evidente que estamos ante un programa esencial a la hora de intentar paliar siquiera un poco el dolor de este mundo.


Continúa leyendo...

COMENTARIOS