Se hacen apuestas: el look de Doña Letizia

¿De quién irá vestida Doña Letizia Oriz el día en que se convierta en reina?

Doña Letizia

És un tema apasionante, ¿no les parece? El caso es que nadie sabe nada al respecto aunque todos nos hemos lanzado a especular, que es una actividad, la especulación, que aquí en este país nos encanta. Tengo sobre este particular varias teorías que paso a comentar inmediatamente.

La primera duda que me asalta es si va a ir de corto, o sea en traje chaqueta o vestido, o de largo. La gente creo que piensa que va ir de largo, pero yo diría que no tiene demasiado sentido, a pleno sol y rodeada de señoras que irán, ¿no?, completamente de traje (diputadas y demás). No sé, yo diría que va a ir de corto, yo es lo que haría de verme en ese brete. De todos modos supongo yo que luego aparecen los señores de protocolo y le ponen a una la cabeza como un auténtico bombo, te  recitan la historia de España entera y te recuerdan el manual de usos y costumbres de los Borbones, los Habsburgos y de los Hannover y tú, por no oírles más, haces exactamente lo que te dicen y sin rechistar además.

La lógica de la experiencia nos conduce a pensar que quizás vuelva a elegir a Felipe Varela, que sería lo más práctico pues ya le tienen las medidas tomadas y como todo este asunto se ha montado parece que a contrareloj, pues ni tan mal.

Aunque si lo que quiere es dar un mensaje del tipo "las cosas van a cambiar, ni que sea un poco", una forma sutil de empezar sería vestir de otro diseñador. Y aquí es donde yo pienso en Adolfo Domínguez al que ella conoce de sus tiempos de conductora del Telediario porque le proveía de vestidos. Y pienso en él, descartando a Mango o a Hugo Boss, dos firmas que también gasta a menudo últimamente, porque el otro día volvieron a coincidir: Domínguez recibió el Premio Nacional de moda a toda una carrera de manos de la princesa saliente. Si Doña Letizia vistiera de Adolfo Domínguez, o de cualquier otro distinto a Varela, muchas firmas españolas reavivarían sus, hoy por hoy, esperanzas de hacerlo porque resulta que se pongan lo que se pongan, las reinas y princesas siguen siendo, al igual que las blogueras (bueno, que algunas de ellas) un ejemplo estético a seguir que, según parece, se traduce luego en millones y millones y millones de euros de beneficios. De ahí el interés que la industria española tiene en vestir a la futura reina.

Otra hipótesis que barajo es la de que repitiera vestido lanzando un mensaje de austeridad, aunque también les digo que el pueblo soberano (o sea usted y yo) estamos cada vez más pobres, es verdad, pero nadie me negará que también estamos de la autoridad hasta el mismísimo el gorro. O sea que ojalá que estrene, ojalá.

Para finalizar, sería un bombazo que fuera vestida con traje pantalón, en honor a ese Armani blanco del día de su presentación como prometida. En este más que imporobable caso, el mensaje sería: "me pongo a ello justo en el punto en el que lo dejé", un poco en plan "como decíamos ayer". Ojalá.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS