¡Tengo un problema fashion! Las zapatillas con cuña

¿Realmente tienen algún interés? ¿No són una horterada integral?

Tommy Hilfiger

Tommy Hilfiger

Casi todo el mundo tiene prejuicios contra las pobres zapatillas de cuña. Este objeto raro, sin embargo, merece una oportunidad. Lo mejor es mezclarlo con prendas rotundamente deportivas, o sea nada de calzárselas con un traje chaqueta, blazer o similares porque el efecto contraste lo dan, precisamente las cuñas, no hace falta, pues, ser redundante.

Y un truco final para las bajitas y menudas: ¡ojo! este tipo de zapato, de bota y con cuña, no alarga, achica.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS