Trucos para encontrar el bañador o bikini más favorecedor

Encontrar un traje de baño adecuado para nuestro tipo de pecho y cuerpo es una tarea difícil, pues cada persona es única, pero los expertos de laCorsetera nos dan las claves para lucir nuestra mejor versión en la playa.

Con la llegada del verano, una de las prendas imprescindibles sin la que no podemos estar es un buen bañador (o bikini) que nos siente bien y al que acudir en cualquier ocasión. Pero dar con ese traje de baño que nos favorezca realmente a nosotros y a nuestro tipo de silueta es complicado. Lo primero que debemos hacer es, sin duda alguna, conocer la forma exacta de nuestro cuerpo y ser conscientes de ésta, para después escoger un bañador que la resalte.

Las diferentes formas, diseños y tejidos presentes en un traje de baño pueden crear distintos efectos visuales que nos favorecerán más o menos, dependiendo de nuestros atributos. Aunque siempre podemos probarnos distintos bañadores y explorar lo que mejor nos siente, desde laCorsetera nos han querido facilitar un poco más la tarea dándonos los puntos clave a tener en cuenta para encontrar la mejor opción que se adapte a nuestro cuerpo (y no al revés).

Un efecto reductor

Para reducir visualmente no sólo el tamaño de nuestro pecho, sino nuestra talla general, “lo ideal es recurrir a bañadores que tengan un sujetador interno y corte americano”, nos indican los expertos corseteros. ¿Por qué? La costura o doble costura que baja desde el hombro, pasando por el centro del pezón y por los laterales del vientre en dirección a la pierna y haciendo forma de V en la cintura, ofrece una figura de lo más esbelta, afinando, además, la cintura. Si, además, el estampado es liso en los laterales y estampado en el centro, o al revés, conseguiremos un efecto óptico de tres tallas menos. Esta combinación es, sin duda alguna, triunfadora.

En esta línea, también podemos conseguir un efecto similar por medio de un bañador moldeador con transparencias en forma de V (si es con sujetador interior, mucho mejor). “Su principal función es estilizar la figura y realzar el efecto de cintura de avispa”, explican desde laCorsetera. En cuanto a los bikinis, también encontramos varios trucos. Para disimular el contorno del vientre y lucir una cintura y caderas más esbeltas, lo mejor es optar por una braga lisa con cinturilla estampada (de rayas, bicolor, etc.).

Un cuerpo equilibrado

Para una mujer con una talla grande de cuerpo pero, por el contrario, con poco pecho, lo más ideal es recurrir a un bañador de estampado liso, preferiblemente de color oscuro y con relleno interior en la copa. “Éste funciona muy bien para este tipo de cuerpos, pues provoca que se iguale, visualmente, el pecho y el cuerpo, generando una bonita armonía”, indican los expertos. Si, por el contrario, el relleno lo llevase por fuera, se vería una copa muy pequeña en contraste con un cuerpo muy voluminoso.

Una talla menos de pecho

Para reducir el pecho, por otro lado, podrás hacerlo apostando por un sujetador liso algo recortado que recoja muy bien el contorno, o por un sujetador bicolor que, bajo el efecto óptico, lo hace más pequeño.

Continúa leyendo