Vestir como una marciana

El Costume Institute del Met de Nueva York ya ha anunciado el tema de su exposición de 2016, esa que inauguran a bombo y platillo con una gala benéfica que preside Anna Wintour y que este año copatrocina Apple, se va a titular: 'Manus x machina: fashion in an age of technology', y en ella que se ahondará -como sólo los norteamericanos saben ahondar en las cosas- en la relación existente entre moda y tecnología. Aprovechando esto vamos a apuntar algunas cosas que te pueden pasar si decides vestir de marciana.

Louis Vuitton

Si te da por vestir de marciana integral es que has confundido tecnología con futurismo. Lo techno no tiene porque ser marciano, ni tener aspecto de moderno futurismo por mucho que en la exposición del Met seguro que ponen vestidos de Rabanne, Cardin o Chalayan… Vestidos con luces, con sensores, vestidos con rayos X…. Unas deportivas de Nike para correr o un jersey tricotado por una abuela escocesa tienen tanta tecnología en su haber como un vestido con ruedas de Agatha Ruiz de la Prada. Y hablando de ruedas, ¿habrán pensado los comisarios en exhibir alguno de los miriñaques de Jana Sterbak?

Las que se visten de marcianas hacen muy bien si así se sienten cómodas, pero, como, y yo no sé por qué, cuando lo hacen acostumbran a elegir prendas con piezas metálicas repartidas por todos los lados, deben ir con tiempo a los aeropuertos, hoy más que nunca, porque van pitar en todos los arcos de control de forma sistemática.

Si las marcianas van a comprarse un teléfono móvil o una tele de plasma lo más seguro es que las confundan con una dependienta y que el resto de parroquianos les pidan consejo. Es uno de los errores que cometemos los humanos, creer que los marcianos saben más de tecnología que nosotros mismos, y mira que los humanos somos creídos.

No te extrañe que, si vas vestida de marciana, te pare Iker Jiménez y te haga una foto o una petición de entrevista para su programa de misterios, ese de Cuatro que se llama Cuarto Milenio (que yo nunca he visto porque a mí los misterios me han parecido siempre una cosa mal resuelta y algo que no funciona, decimos "vaya misterio", cuando en el fondo deberíamos decir "esto no funciona").

El problema de vestirse como marciana es que la imaginería que se maneja es anticuada, porque, excuso hacerles notar, que ya estamos en el futuro. La idea progresista de futuro (donde todo iría a mejor) ya pasó, ese futuro ya es pasado, ahora la que triunfa es la idea apocalíptica de futuro (donde todo iría a peor: guerras entre oriente y occidente, refugiados políticos, climáticos, hambrunas, destrucción sistemática del planeta…) que ha dejado de ser una predicción o una idea hollywodense en plan Los juegos del hambre, para convertirse en una realidad arrolladora.

Una de las ventajas de vestirse de marciana es que no hace falta que te cambies ni en Halloween ni en carnaval. O sea que es un look que se amortiza muchísimo.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS