Ya está aquí el abrigo mantero

Repasando las colecciones del próximo invierno que estos días se están presentando en Milán, hemos detectado que los abrigos a cuadros gigantes van a estar a la orden del día. Os damos cinco consideraciones al respecto.

abrigo

1. Este tipo de abrigo debería tener, como en Burberry Prorsum o en N.21, patrón de gabardina, o como mínimo, el cuello agabardinado.

2. Los cuadros tienen que ser, ya lo hemos dicho, inmensos. Inspírense, amigas (bueno, y las enemigas también, pobrecitas) en las mantas que la reina de Inglaterra utiliza para resguardarse las extremidades del frío cuando baja de Windsor, en calesa descubierta, hacia Ascot (bueno en esa ocasión y en todas en las que la soberana se monta en calesa, o sea varias veces al año). Por lo tanto, la trama tiene que ser de manta-manta. De manta de sofá, de manta de cuadro antiguo, de manta de coche. De-man-ta.

3. Estos abrigos también tienen que ser de lana. Y cruzados. Y largos, o sea que se vea material profusamente, tejido por doquier, de forma que si vas apurada y necesitas, realmente, una manta (que te lo digo, tal y como están las cosas, es una cosa que puedes llegar a necesitar en cualquier momento) el abrigo te sirva a tal efecto.

abrigo

4. Mejor si no llevan forro (excepto en la zona del cuello, que si no pica). El otro día vimos un abrigo negro de Sybilla sin forro y concluimos en que era lo más bonito que habíamos visto en las últimas semanas (porque en esto de la belleza, vamos aquí día a día, la vivimos al momento, sin esperarla demasiado, pero deseando discretamente que se presente). Una abrigo de lana buenísima y amable sin forro, es realmente una preciosidad.

5. Este tipo de abrigo, al igual que el resto, para que nos vamos a liar, se puede vestir encima de un jersey de punto y unos jeans (vaya, como todo) pero ¡qué magnífico! sería que cubriera prendas de lamé o brocadas, blusas de seda con lazada, estampados orientales y demás chinoaiseries. Qué estupendo si entre todo ese barullo, como de tienda londinense de prendas vintage, apareciera también algún toque punk, algún toque Vivianne Westwood (que dicho sea de paso y a más avanzamos en esto de la moda, más razón comprobamos que tenía y tiene en casi todo).

6. Otra cosa alucinante y que a partir de ahora empezará a pasar es que, aunque estos abrigos están pensados para el próximo invierno  (¡¡¡2016/17!!!), si puedes y los quieres, ya podrías comprártelos ahora mismo. Dentro de poco, todo lo que aparecerá sobre la pasarela se podrá comprar al momento, una dinámica consumista que inventó Zara hace años y que hoy se impone. El cambio climático, que arrasará con las estaciones y, por lo tanto, con todo lo demás, ha llegado a la moda. Suerte a todas.

Etiquetas: abrigos, moda otoño-invierno

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS