A lo Penélope de Ítaca: vestidos nacidos de la divinidad griega

La reina de Ítaca espera desde su atalaya a que ulises, su marido, vuelva por fin de la guerra de Troya. Durante su ausencia ha desarrollado una habilidad especial para la política y la diplomacia y ha reinventado la ciudad. Su estilo es etéreo, pero no os llevéis a engaño, por dentro es una roca.

Continúa viendo nuestras galerías