Moda -- Tendencias

Parka + bañador: modo de empleo

Sin horarios, sin jefes, sin atascos, sin ojeras, sin resaca, sin cobertura, sin prisas, sin nada que hacer. Si tu verano es un SIN, plantéate como puedes sacarle el máximo partido y disfrutar de él como si no hubiera mañana. Si las olas ya acarician tus pies (o están a punto de hacerlo), es tu momento para apostar por un look detonante e inesperado que huele a mar.

El traje de baño ha vuelto pisando fuerte hace un par de veranos. Si, la prenda que nunca te hubieras planteado llevar hace unos años. Más recatado y serio que el biquini, parecía haber desaparecido para siempre del escenario de la moda. Y sin embargo, su revival fue tan inesperado como explosivo. El bañador 2.0 tiene todo lo que queremos: elegancia, sensualidad y glamour. Elegido en los tonos adecuados y acordes a tu piel, con un bonito escote (incluido en la espalda), es imparable. Este verano tenlo claro, le gana por creces al biquini.

La parka. Parece descabellado hablar de esta prenda que asociamos tradicionalmente al otoño y, sin embargo, su combinación con el traje de baño cobra sentido. Porque el verano no solo es relax absoluto, haz que tu próximo baño sea deportivo y ligero a la vez, mezclando dos elementos que tienen mucho en común, el agua y el aire. Para tus momentos de mayor esfuerzo, apuesta por el tradicional bañador playero con esta prenda que apenas notarás y marcará tu estilo.

Tienes mil opciones de combinaciones posibles: mezcla el liso y el estampado sin pensarlo (las flores y los trópicos se invitan definitivamente en nuestro armario) y apuesta por formas variopintas. ¿Buscas elegancia? Opta por un bañador con escote. ¿Discreción? Una braguita de talle alto o un traje de baño deportivo. ¿Vuelta al clásico? Aunque no sea la estrella del look, también puedes lucir un biquini con tu parka.

La clave consiste en conseguir ligereza con sentido común. Las texturas como la lycra o el nylon se adaptarán de maravilla a este look. Al igual que los  tonos metalizados y llamativos. No olvides llevar gafas de sol (de color a ser posible) y siéntete una con la naturaleza.