Moda -- Tendencias

Vestido rojo: las claves para llevarlo

Marilyn presumía de un vestido ceñido, con un escote y un lazo en la película Niágara en 1953. ¿Recuerdas su color? No lo habrás pensado ni medio segundo, como un disparo, el color más pasional se habrá impuesto en tu mente como una evidencia. Apenas hace falta recordar el poder del rojo. Seducción, amor, peligro, tres significados entre miles. Es el color que eliges para pintar tus labios cuando has decidido salir a darlo todo por la noche, el que te encantaría llevar a tus pies todos los días del año (aunque no sea tan evidente encontrar bonitos zapatos rojos), el que te recuerda que la vida es corta, demasiado corta para no lucir un color que te hará destacar entre mil.

Si aún no lo tienes en tu armario, aprovecha las cálidas noches del verano para lucirlo, como si fueras a morir dentro. El vestido rojo. Existe una infinidad de cortes y texturas, solo tienes que encontrar la tuya, la que te haga querer besar a tu pareja eternamente y nuble tu mirada por la euforia. Porque te aportará más fuerza que cualquier otra prenda, elige uno que destaque la parte de tu cuerpo que más te enorgullece. Se trata de apostar, apostar por uno que marcará tu cintura, realce tus piernas o luzca tu escote. La idea es que elijas la prenda que te haga sentir como una auténtica estrella.

¿Es necesario completar tu look con joyas? Aunque el vestido rojo se valga por sí mismo, nunca sobran detalles brillantes. Oro o plata, elige tu metal. Los diamantes también se adaptan perfectamente al look por lo que no dudes en llevarlos como joyas (los clásicos pendientes nunca fallan) o como detalle en tus zapatos (como adorno de tus tiras). Atrévete con tacones parpadeantes, nadie te podrá quitar protagonismo.

Vestir de rojo y llevar maquillaje rojo no es incompatible, aunque al cobrar tanto protagonismo, es preferible que realces una u otra. En este caso, te recomendamos elegir un maquillaje nude y hacerte un moño. Con una gargantilla y pendientes relucientes, el mundo estará a tus pies.