Moda -- Tendencias

¡A lo loco! 17 gafas de sol originales para este verano

No es ningún misterio, tus accesorios reflejan en parte tu ser. Apostar por un reloj clásico de cuero o un pequeño clutch dorado dice mucho de ti. Cada una de tus prendas y complementos es, de forma consciente o inconciente, una elección tomada con sentido. Para esta temporada, no pueden faltar las eternas gafas de sol. Te toca protegerte de los rayos, como cada año, con mucho estilo. Si te apetece destacar y no temes lo que los demás puedan opinar de ti, te proponemos elegir un par de lo más detonante en nuestra selección. Deja que tus gafas sean el espejo de tu locura o deliciosa excentricidad.

Redondas, cuadradas, rectangulares, ovaladas…no importa la forma mientras tengan algún detalle o color que llame la atención. Puedes optar por monturas poco habituales como las “alas de mariposa” o las de “ojos de gato”. La clave es ponerle mucha imaginación y apostar por modelos que no dejan indiferente. Mezcla el rosa con el naranja, elige un par con pedrería o con doble puente. No te pongas límites, las gafas originales acaban siendo las que más triunfan.

Aunque no es habitual tenerlo en cuenta, te recomendamos pensar en la mejor combinación posible entre tu maquillaje y tus gafas de sol. Algunas son literalmente infalibles, el estampado “carey” de tu montura ganará aún más glamour con labios rojo pasión. Si además eliges un modelo XXL, triunfarás (recuerda a Audrey Hepburn en Desayuno en Tiffany’s). ¿Por qué no combinar también el color de tu montura con el de tus prendas? No es imprescindible pero puede resultar de lo más gracioso. Si no te da miedo nada, apuesta por mil tonos. Si eres más discreta, opta por dos colores máximo si eliges un par muy original.

No será necesario apostar por joyas muy vistosas si llevas gafas muy llamativas: será el protagonista absoluto de tu look y absorberá toda la atención. Aun así, puedes optar por collares o pulseras muy delicados para crear un contraste. Inspírate en Lady Gaga o Rihanna (según tu grado de extravagancia) y presume. También es cuestión de actitud.