La reina Sofía reaparece con un traje azul marino estampado con letras y su bolso más especial (y otros momentos de la primavera 'royal')

Y no falta ningún estilo ni color en su vestidor.