Moda -- Tendencias

12 prendas para adoptar el look casual chic

Que sea para asistir a la fiesta organizada por tu nuevo novio en un barco (vale, es poco factible pero nunca se sabe), al brunch del año con tus amigas en un restaurante chic cerca de la playa, o a una pool party, el look casual chic será ideal. ¿Por qué? Porque estamos en un contexto distinto, de vacaciones y en un ambiente más distendido. No es necesario que vayas a todas partes con tus tacones de aguja, las cuñas si te las pasamos por su comodidad, solo te toca disfrutar de tu lugar de vacaciones, de los seres a los que más quieres y de olvidarte del resto. Elegancia sin estrés, en definitiva.

Este camaleónico look tiene la gran ventaja de hacerte destacar sin demasiado esfuerzos si eliges los complementos adecuados. Un bonito reloj con correa de piel, un bolso monísimo y unas gafas vintage bastan para que se rindan a tus pies. El color del verano es inevitablemente el blanco (luz, Ibiza, pureza, todo lo que nos encanta) por lo que no dudes en usar y abusar de él en cualquier circunstancia. ¿Nuestras prendas favoritas? El vestido midi, con un escote mejor que mejor, es la clave para conseguir sofisticación, y la falda blanca de algodón, porque es la prenda comodín por excelencia, la que te encanta y que siempre pega con todo.

Estando a la orilla del mar, sustituye tu ropa interior por tu biquini o bañador (blanco, como no). Este verano, el segundo supera con diferencia al primero, en su versión mejorada. Elige uno con escote, en la espalda es nuestro favorito, y combínalo con pantalones de talle alto del mismo color o un tono más oscuro. Cuál body, marcará tus curvas con elegancia. Te proponemos apostar por el modelo personalizable de Calzedonia. No te pongas límites, y exprésate más y mejor que nunca con un mensaje como bandera.

El secreto de este look es sin duda alguna el equilibrio. Combinar prendas informales con complementos elegantes y texturas de calidad (el cuero, el oro y la seda en cabeza), y viceversa. Juega con las mezclas, y sé elegante con una informalidad desconcertante.