Moda -- Tendencias

Adopta el look negro y oro para salir de fiesta

Nada de salir con los ánimos por los suelos y mucho menos con un look demasiado dulce o neutro. Te toca apostar por formas favorecedoras y sensuales (que no te de vergüenza llevar un crop top negro y escotado, es tu noche) y sobre todo por colores rompedores que te harán sentir como la reina de la fiesta. Lo de mezclar oro con negro es ya un clásico de las noches más canallas pero no te vistas de esta guisa si no estás dispuesta a romper varios platos, o incluso vajillas enteras.  

El negro para salir de fiesta es una institución. La famosa "petite robe noire" izada al rango de pieza básica e imprescindible por Coco Chanel, nunca falla. "Un vestido negro es una prenda esencial en el armario de una mujer” según Christian Dior. Para salir de fiesta, te recomendamos que lleves la más osada y glamour de tu guardarropa aunque otras prendas pueden ser muy buenas opciones. Unos bonitos pantalones de cuero o un top largo se podrán convertir también en tus mejores aliados.  

El oro es, con el rojo, la tonalidad perfecta para sentirte poderosa. Brillante, elegante y rompedor, es un color que nunca deja indiferente y que dice mucho de ti. El dorado transmite seguridad y mucha confianza, no cualquier mujer se ve capaz de llevarlo con soltura. Si no estás acostumbrada a ponértelo, aprovecha esta noche de locura para lucirlo y sacar tu lado más salvaje.  

¿Por qué nos gusta tanto esta combinación? Por qué ofrece miles de posibilidades, es el contraste perfecto entre la sobriedad y la excentricidad, lo formal y lo informal. Son dos colores potentes, con mucha personalidad y encanto, que se adaptan a una ocasión especial y que, además de favorecerte, te harán destacar sin demasiado esfuerzos.  

Aunque te recomendamos mezclar los dos (parte de arriba de un color y parte de abajo de otro, por ejemplo), puedes lucir un total look negro o dorado. Eso sí, si decides solo vestir de un color, añade pinceladas del otro en tu look. Por ejemplo, si optas por un top y una falda negros, que no falten unas bonitas  joyas doradas. Ya lo sabes, a por todas.